King of the North, una guitarra para gobernar a todos

Share Button

Los australianos Danny Leo y Andrew Higgs son los componentes de King of the North, la última gran sensación del hard rock internacional que, tras la publicación de su primer disco, el excelso Sound The Underground (2015), han puesto a sus pies a todo aquel que ha escuchado sus arrebatadoras canciones; rebosantes de furia, energía y desarbolantes riffs, pesados como el plomo, que harán que los amantes de las buenas guitarras saliven con lascivo placer.

king-of-the-north-valencia-16-toneladas

Cuando una banda tiene algo especial apenas se necesitan unos segundos de escucha para percatarte; tal vez no sea por la originalidad de su sonido, King of the North bebe descaradamente del hard rock y el blues rock desarrollado en los años 70 por agrupaciones como Black Sabbath, Bachman-Turner Overdrive, Uriah Heep o Blue Cheer; ni por su sorprendente estructura a base de dúo guitarra – batería que, aunque si bien es cierto que rompe ciertos moldes a lo que composición del estilo se refiere, no deja de ser un tanto anecdótico para lo que realmente importa, la emoción.

“Sound The Underground” destila emoción a raudales. Desde la epatante apertura de “It’s been too long”, el grupo muestra claras sus intenciones: no dejar títere con cabeza. La concisa y efectiva base rítmica de Leo sirve de tapiz para que Higgs dibuje excelsos desarrollos a las seis cuerdas, que acaban transformándose en doce, en dieciséis, por obra y gracia de la tecnología y la extraordinaria pericia del músico. El guitarrista, gracias a un pedal modificado, consigue sonar simultáneamente como solista, rítmica y bajo, creando un sonido vibrante, denso y contundente. Las pinceladas garajeras de “Into your eyes” se complementan a la perfección con pasajes de ascendencia psicodélica, creando una atmósfera opresiva y malsana que se expande súbitamente en el stoner rock de “Watch it die”, la cual encajaría a la perfección en la discografía de Kyuss o Monster Magnet.

“Surrender” se muestra como un hit perfecto, con estribillos pegadizos, melodías irresistibles y guitarrazos a toda velocidad, mientas que “Take it or leave it” profundiza en la iteración y los ritmos obsesivos y viscerales. Temas como “Wanted”, “Running out of reasons” o “Just wanna rock and roll” completan el núcleo de un estupendo trabajo que a pesar de la gran variedad estilística de la que hace gala, mantiene el empaque a lo largo de todo el minutaje, rallando siempre a un nivel altísimo.

King of the North dan en el blanco con un disco debut que exuda honestidad, pasión y entusiasmo por todos y cada uno de sus surcos, regalándonos una experiencia sonora deliciosa y fascinante. Ahora sólo queda por comprobar su efectividad para trasladar al directo un concepto musical tan complejo como ambicioso, algo de lo que serán testigos los afortunados que acudan el próximo 24 de septiembre al 16 Toneladas; promete ser un gran espectáculo.