Los discos valencianos de mayo NACHO CASADO, ALBERTO MONTERO, LA HABITACIÓN ROJA, LIMBOTHEQUE E INCOMPETENCIA

Share Button

DISCOS-MAYO-BEAT

NACHO CASADO VERÂO HIDDEN TRACKS

Nacho Casado, la mitad de La Familia del Árbol, un bonito proyecto radicado en Elche en el que se confabula con Pilar Guillén, aborda un delicioso disco en solitario que activa irremediablemente la evocación de atardeceres dorados. Una sucesión de melodías paradisíacas que saben a mar, burbujas y sal. El artista se mira en el espejo de la bossa nova y de compositores como Antonio Carlos Jobim y João Gilberto, trastocando la escasez de recursos -nos encontramos ante exquisitas miniaturas que tienden al minimalismo- en una bendita sensación de frescura y ligereza. Una burbuja de belleza a contracorriente que encierra también guiños a Chet Baker y McCartney, mientras languidece entre intermitencias emocionales y propicia un estado mental radiante, libre de las amenazas de los minotauros y gorgonas que nos acechan en el devenir cotidiano. JORGE DE FRUTOS

ALBERTO MONTERO LA CATEDRAL SUMERGIDA BCORE

Em resulta verdaderament complicat descriure aquest disc perquè l’adjectiu no arriba, la particularitat no és prou descriptiva, les etiquetes ho embrutarien per complet. La Catedral Sumergida és una ofrena infinitament bella amb tints de sanació i espiritualitat, on Montero ens regala un exercici d’honestedat brutal davall una estructura de cerimònia pagana. La complexa obra es troba tan allunyada de tot i al mateix temps està tan perfectament filada per aquest fi bri que encaixa totes les parts que la conformen, que et va submergint a poc a poc en la profunditat d’aquest mar que esglaia. La seua veu sona piadosa: “muéstrame quién soy, ayúdame a ver quién soy” i nua: “ahora te tengo enfrente ya no eres figuración de mi mente”. El simbolisme decadent amb un oceà que actua com a mirall de l’ànima que Montero desvesteix mentre ens porta de la seua mà a un autèntic viatge emocional. IRENE HERRERAS

LA HABITACIÓN ROJA MEMORIA MUSHROOM PILLOW

No els hauria fet falta arribar als ja més de vint anys de carrera ni a aquest onzè llarga durada amb el nom de Memoria, per afirmar sense evasives que el pop espanyol està en deute amb La Habitación Roja. Si alguna cosa no passa de moda i roman viva es diu que és atemporal i d’això el cancioner de Jorge Martí i els seus entén una estona ja que són professionals de les cançons en forma d’himne i de les lletres que han anat teixint un atles emocional en els seus oients. La nostàlgia torna a tenir el seu espai en aquest nou treball, especialment en temes com Estrella herida de la muerte, però també hi ha lloc per al ball en Nada cambia o per al record dels bons moments viscuts en ciutats com Berlín o Madrid, ambdues amb temes a mesura. Un disc agradablement arriscat per a uns veterans més que respectats. IRENE HERRERAS

LIMBOTHEQUE MEXCABARET RUMOR RECORDS

La banda alcireña vuelve a la carga con un álbum que supone un vibrante giro de timón en la búsqueda de nuevas sonoridades. El combo siempre ha hecho gala de una asombrosa capacidad para hacer propias influencias de lo más variadas, desde el swing al rock más intenso, pasando por el pop luminoso, la música mediterránea y balcánica o el charlestón. Ahora, la banda repite la fórmula de “Folkcabaret” cambiando el cancionero popular europeo, por versiones de corridos y rancheras mexicanas. Resulta fascinante la forma en que la banda aborda las versiones, cambiando versos, melodías y acordes, hasta desestructurar por completo el original, para montarla bajo unas nuevas coordenadas. Lo maravilloso es que el resultado final suena inequívocamente a Limbotheque; más tex-mex, más doliente, pero siempre inconfundible. GUILLERMO BELTRÁN

INCOMPETENCIA CAMPOS DE COLORES AUTOEDITADO

Con “La teoría del caos” (2015), Incompetencia nos descubrió unas canciones cuya energía bebía del poprock británico más clásico, aunque también estaban fuertemente influenciadas por el sonido de clásicos patrios como Tequila o Ronaldos. Ahora el grupo publica un segundo trabajo en el que suben la apuesta aportando unas gotas de powerpop a su discurso; “Estrella fugaz” tiene un toque mod en su melodía que encajaría perfectamente en el repertorio de Brighton 64, y “Decídete” le inyecta ímpetu juvenil al “Make up your Mind” de los Mockers. Cabe destacar dos colaboraciones, por un lado Ariel Rot brinda su voz a “Vértigo”, un tema que nos devuelve el espíritu sentimental del mejor pop español de los 80, y, por otro lado, la guitarra de Iñaki Uoho (Extremoduro) aporta algo de épica a “Un tipo normal”. PEP GIMÉNEZ