The Cat Empire, los reyes australianos de la fiesta

Share Button

Muchas son las veces que han pedido a los miembros de la banda de Melbourne definir su música. Prefieren responder con experiencias y sentimientos: “ese sonido es el mundo en el que queremos vivir”, ha expresado más de una vez el cantante Felix Riebl, que también ha comparado el momento de pensar en una canción con el surf, “puedes elegir qué ola coger, pero cuando ya estás en la ola no existe nada más”.

the-cat-empire-valencia

Para los que no conozcan ese mundo, es un mundo explosivo donde prima lo exótico con tintes de jazz, funk, ska y hasta auténticos ritmos latinos, traducido en una intensa y festiva party band. Sus trompetas, trombón, timbales y la espontaneidad es lo que atrae de su música. Es algo que se remonta a los inicios de la banda: The Jazz Cat. Un pianista de Melbourne los reunió bajo este nombre sin conocerse junto a otros músicos y coincidieron con el resto de la banda en sus bolos. Mientras improvisaban una noche, Harry, el trompetista, subió al escenario cantando y tocando como en “Summertime”. Les impresionó tanto que nunca se separaron de él.

Desde el principio, la fiesta del directo es lo que les ha unido. En algunos vídeos se puede ver la libertad y el llamamiento de su música. En “Like A Drum” trompetas y trombones tocan desde los tejados de la ciudad como ese otro “gato jazz” con el que muchos hemos cantado en nuestra infancia.

Rising In The Sun (2016) es el nombre del último trabajo. El mismo mes del lanzamiento la banda anunciaba en Twitter su alegría por alcanzar el número uno concedido por ARIA (Australian Recording Industry Association) y por AIR Charts (Australian Independent Record Labels Association). Los seis músicos están convencidos de que es el mejor momento de su carrera. Nada más ver la portada multicolor y tribal se abre la puerta a esos sonidos del mundo empapados de alegría. Hasta al tema titulado Bataclan, como respuesta al ataque de la sala parisina que como ellos, muchos otros hicieron vibrar, desprende ese júbilo.

The Cat Empire no se aferra a los géneros que demandan los grandes festivales y sus asistentes y aún así han actuado en el BBK Live y en el Cruïlla Festival. Pero es ese mestizaje musical, imposible de categorizar en estos géneros de moda, el propio ambiente de festival. Esta vez, en el último tramo de su gira internacional, visitan España en formato de sala, pasando además de por Valencia, por Madrid y Barcelona, donde hace dos años colgaron el cartel de “sold out”. Dato curioso teniendo en cuenta que la primera vez que nos visitaron fue a petición de sus seguidores en Facebook. Hecho que, a día de hoy, la banda agradece y aseguran que este país es uno de sus preferidos para tocar. Si fiesta es lo que desprenden sus directos saben que aquí esa garantía está asegurada.