fbpx

1972: así sonaba el mundo hace 50 años

por | 2 febrero 2022 | Destacado, Música

La distensión de Richard Nixon y Leonidas Brézhnev. Foto: Nixon National Archives

La historia es un relato forjado entre rupturas y continuidades. El muro cayó en 1989 y la URSS se disolvió en 1991, pero aquel punto y aparte, que clausuraba el modelo económico de la superpotencia perdedora, no hacía desaparecer los arsenales nucleares, las zonas históricas de influencia del gigante ruso ni el argumentario geopolítico de las nuevas viejas oligarquías. Por eso, en 2022 la seguridad de Europa vuelve a transitar por los códigos que en 1972 recorrieron Nixon y Brézhnev: desarme y distensión frente a rearme y amenaza, aunque esta vez el mundo suene a trap y R&B en lugar de a rock & roll y motorik.

Hace 50 años el mundo estaba dividido en dos bloques que reflejaban la polaridad de la Guerra Fría, pero los Estados Unidos de Nixon y la Unión Soviética de Brézhnev iban a abrir una nueva etapa de distensión. Un tercero en discordia, declarado neutral, era el Movimiento de Países No Alineados, entre los que destacaban India, Egipto, Indonesia y Yugoslavia. La Comunidad Económica Europea era una unión comercial y aduanera entre sus seis miembros fundadores, sin política común ni instituciones soberanas propias, pero con un esplendor económico desde los años 50 que amplió el Estado del Bienestar a buena parte de su población. La locomotora de aquella unión era la Alemania Federal de Willy Brandt, ganador del Nobel de la Paz, e impulsor del Tratado Básico, que aquel año reconocía la mutua existencia de ambas Alemanias y el inicio de relaciones diplomáticas con la RDA de Erich Honecker. Pero 1972 aún aguardaba a otro actor que, por primera vez y de la mano de Kissinger, aparecía como protagonista en la geopolítica internacional: la China de Mao.


«Perfect Day» Transformer Lou Reed

El 24 de enero de 1972 unos cazadores de Guam encontraron a Soichi Yokoi en una de las selvas de esta isla del Pacífico. El hombre entró en pánico, se abalanzó sobre ellos e intentó hacerse con uno de los rifles. Su país, Japón, había firmado el Acta de Rendición el 2 de septiembre de 1945, pero este sargento se adentró en la jungla un año antes, tras la ocupación estadounidense de la isla, y no salió hasta 28 años después. Anguilas, ratas y sapos formaron su dieta albuférica. Fue el último hombre en guerra de la II GM, y un día perfecto para beber sangría y volver a casa antes del anochecer.

.

«Suffagette City» The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars David Bowie

El domingo 30 de enero la Asociación por los Derechos Civiles de Irlanda del Norte había convocado una manifestación por las calles de Derry. El motivo fue la aprobación por el gobierno norirlandés del Acta de Poderes Especiales, una medida que permitía encarcelar, sin juicio previo, a todo sospechoso por terrorismo. El cuerpo de élite de la brigada de paracaidistas enviado por el gobierno de Londres disparó y asesinó a 14 manifestantes católicos, en lo que fue considerado el punto de partida (Bloody Sunday) de una guerra civil en el Ulster hasta los acuerdos de paz de 1998. Aunque la mayoría de los 15.000 integrantes de la marcha eran católicos, también se habían unido protestantes que estaban en contra de las leyes discriminatorias con la minoría católica, que les impedía encontrar empleo, vivienda o incluso votar. 

.

«Happy» Exile On Main Street The Rolling Stones

Henry Kissinger y Keith Richards siguen vivos, aunque nadie sabe cómo. Uno trastocó la geopolítica mundial, el otro encumbró el rock clásico enganchado al caballo en Ville Nellcôte, al sur de Francia, y ambos soportaron a un líder con menor talento al suyo. El 21 de febrero de 1972 fue la primera vez que un presidente de los EE.UU. visitaba China. Y no era cualquier China, era la China comunista de Mao. El año anterior, en un viaje secreto, Henry Kissinger había allanado el camino a Richard Nixon, con el fin de aislar a la Unión Soviética, intentando abrir aún más la brecha entre los dos gigantes comunistas. La vieja fórmula del acercamiento al enemigo de mi enemigo forjó una alianza que, hasta 1989 con la represión china en Tiananmén, funcionó a la perfección. La política mundial, tal y como era conocida, sería otra tras el apretón de manos de Mao y Nixon en Pekín, aunque aquella felicidad no fuera eterna.

.

«Dirty Work» Can’t Buy a Thrill Steely Dan

El 22 de mayo Nixon llegó a Moscú. Era el primer presidente de los EE.UU. que visitaba la URSS, y lo hacía para firmar con Brézhnev, entre otras cosas, el primer acuerdo sobre limitación de ojivas nucleares de la historia (Tratado SALT). La distensión marcaría las relaciones durante el resto de los años 70. Kissinger buscaba abrir un nuevo escenario de desarme y seguridad, pero en clave interna, por el desgaste de la guerra en el sudeste asiático, lo prioritario para los estadounidenses era salir de Vietnam cuanto antes, y este acuerdo ayudaba. Tiempo después, en las elecciones presidenciales de noviembre, Richard Nixon aplastó al demócrata McGovern consiguiendo un porcentaje de voto y una diferencia total con su oponente aún no superada tras medio siglo en la historia electoral yanqui.  Aquel mes, los Steely Dan de Donald Fagen y Walter Becker lanzaban el gran disco debut del año, Can’t Buy a Thrill, álbum que contenía piezas de pop excelso como «Do it Again», «Reelin’ The Years» o «Dirty Work» y cuya portada fue censurada en la España franquista.

.

«You’re So Vain» No Secrets Carly Simon

Desde el siglo XIX, parte de la humanidad industrializada lleva haciéndole al planeta lo que parece ser que Warren Beatty perpetró a Carly Simon hace más de medio siglo. No es que la cubriera de estaño, plomo y CO2, al menos que sepamos, pero para que la neoyorquina compusiera este inmenso canto al egocentrismo y la masculinidad tóxica, bien no debieron quedar. Del 5 al 16 de junio de 1972 se celebró la Primera Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano, también conocida como Cumbre de Estocolmo. Antecedente necesario de todas las reuniones posteriores sobre ecologismo, medio ambiente y cambio climático, aquel encuentro se centró en la contaminación química, la caza de ballenas y las pruebas nucleares, y supuso el origen en el debate público de lo que a día de hoy es el nudo gordiano del capitalismo global.

.

«Hallogallo» Neu! Neu!

La madrugada del 5 de septiembre, ocho terroristas palestinos de la organización Septiembre Negro entraron en la villa de los Juegos Olímpicos de Múnich y secuestraron y asesinaron a once miembros de la delegación israelí. Aunque, obviamente, no fue el primer atentado terrorista de la historia, sí fue el antecedente de un modo de terror basado en actuar en el marco de gran acontecimiento mediático hacia el que apunta la atención mundial. En aquella Alemania Federal, preparada para la defensa de ataques atómicos preventivos, pero no para la planificación estatal antiterrorista (como la conocemos desde entonces), una austera revolución musical se fraguaba en Düsseldorf. Michael Roter y Klaus Dinger se habían separado de Kraftwerk formando Neu!, y en 1972 publicaron su debut homónimo, un disco que influyó en buena parte de la música experimental, post-rock y electrónica de lo que restaba de siglo XX.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest