Anni B Sweet: “La psicodelia me eriza la piel desde hace años” MUSIC PORT FEST. 5 DE JULIO (PORT DE SAGUNT).

Share Button

Como bien reza el título de su cuarto álbum, la malagueña inicia una nueva etapa en la que, en sintonía con las maniobras de buena parte del indie estatal (Lori Meyers, Alondra Bentley, Tulsa), se deja empapar aún más por las sonoridades sintéticas. En su caso, con evidente interés por texturas psicodélicas, con la ayuda de James Bagshaw (Temples) a la producción. Ana Fabiola López, o lo que es lo mismo, Anni B Sweet, estará presentando las canciones de Universo Por Estrenar (Subterfuge, 2019) el 5 de julio en el Music Port Fest de Port de Sagunt. Hablamos con ella.

ANNI-BEAT

¿Sientes que este nuevo álbum es como el comienzo de una nueva etapa en tu carrera, como un nuevo impulso, una especie de reset, tal y como sugiere el título?

Así es. Este disco me ha llevado a abrir una puerta que no había abierto antes por alguna razón, y descubrir lo que hay tras ella me ha dado una visión muy diferente, más amplia y mucho más libre.  El titulo viene de un libro/cuento llamado La Puerta De Los Tres Cerrojos, dirigido tanto a jóvenes como a adultos, que habla de la física cuántica, un tema que me fascina.

¿Por qué decidiste contar con James Bagshaw (Temples) a la producción y qué crees que ha aportado a tu sonido?

Cuando grabé las demos en el sótano de casa, no tenía muy claro si quería contar con alguien o no. Le daba vueltas a la idea de producirlo yo al completo, y tuve esa idea casi hasta el final de grabar todas las demos, ya que tenía muy claro lo que quería y me gustaba el rollo que habían cogido las canciones. Conforme iba acabando las demos, me daba cuenta de que yo no tenía tanto conocimiento como para conseguir el sonido que tenía en mente y darle sentido y dinámica a ciertas partes de las canciones: por ejemplo, los bajos que yo grababa en las demos eran bajos muy sencillos por falta de técnica, pero en mente me lo imaginaba mucho más complejo y con más juego, y esto mismo me pasaba con las baterías, porque hacía los ritmos pero no sabía darle el rollo ni hacer los redobles que tenía en mente. Dándole vueltas y fantaseando con quién podría producir este disco, pensé en el sonido de Temples, que es orgánico, retro pero actual y muy espacial. Cuando busqué el productor de sus discos me llevé una sorpresa al ver que era el mismo cantante y compositor de la banda, James Bagshaw. Contacté con él, le mandé las demos, le gustó mucho y me fui a su estudio a grabarlas. James ha aportado muchísimo en sonido, en arreglos y también de una forma muy espiritual, además de haber grabado la mayor parte de los instrumentos. Se creó muy buena energía, nos entendimos a la perfección y supo darle a las canciones lo que les hacía falta con mucho cariño y trabajo. Fue una experiencia muy bonita y enriquecedora grabar con él. Posteriormente Javier Doria se encargó de la mezcla y Angel Luján del mastering. Formamos un muy buen equipo, en el que todos remábamos hacia el mismo lugar.

Si no me equivoco, era para él la primera vez que producía un álbum completo de otro artista. ¿Cómo fue para él la experiencia?

Estuvo hace poco en casa, y lo recordamos con mucho cariño. Fue un mes de mucho trabajo pero nos llevamos muy bien, y los disfrutamos mucho. Hasta donde yo sé, se siente muy orgulloso de formar parte de este disco y hemos creado un vínculo muy bonito de amistad a raíz de Universo Por Estrenar (2019)

Hay una cierta atmósfera psicodélica revoloteando por muchas de las canciones. ¿Te influyó el boom de bandas como Tame Impala o incluso lo que han hecho Lori Meyers en sus últimos trabajos?

La psicodelia me eriza la piel desde hace muchos años. Siempre he tenido muy presente y he mencionado a esos grupos que me acompañan como Pink Floyd, Jefferson Airplane, Love, Jethro Tull, 13th Floor Elevator, Ten Years After, Vanilla Fudge, Zombies y un largo etcétera. Los directos de Chasing Illusions (2015) ya tenían psicodelia, que surgía de forma natural desde los ensayos, y son esos momentos en los que fluía la libertad donde yo lo pasaba mejor. Por eso me parecía importante plasmar esa libertad en este disco, y eso es lo que la psicodelia significa para mí, esa música que no se rige por ninguna norma ni estructura fija y que simplemente hace lo que siente. Seguro que muchas bandas me han influido de diferentes formas. A Lori Meyers los tengo muy cerca y Noni también ha formado parte del equipo de este disco con algunas guitarras y sintes, además es uno de mis grupos referentes, con lo que podría ser que hubiese algo de ellos, aunque no haya sido de forma consciente.

 

¿Podría decirse que has primado la construcción de texturas sonoras, por encima del deseo de pulir canciones que melódicamente traten de acercarse a la perfección?

No lo había pensado así. Nunca he tenido en mente acercarme a la perfección. Si te soy sincera, no sé muy bien como sería eso: es decir, no sé si una melodía es perfecta por su forma, más bien me fijo en si me llega o no me llega. Creo que he tenido en cuenta todo a la vez. Me parecía muy importante la letra, las melodías y el sonido, y todo ello debía crear una atmósfera coherente en sí y que no dejase indiferente al escucharlo. Quizá lo que sí he hecho en este álbum es dejar que la voz sea un instrumento más y esté bailando entre el resto de instrumentos en vez de situarla por encima de todo.

Sola con la luna”, “Un astronauta”, “Astros”… has recurrido a metáforas que tienen que ver con el espacio y la astronomía, una práctica muy explotada en el indie estatal desde hace más de veinte años. Los Planetas ya utilizaban esos paralelismos con profusión. ¿Por qué? ¿Te parece que son aún una buena herramienta para hablar de sentimientos sin necesidad de ser demasiado explícita?

La ciencia, la astronomía, es una gran fuente de inspiración. Cuanto más intentas ahondar en ella, más dudas surgen y más ganas de seguir buceando en ello te entra. Ya en Oh,Monsters! (2012) hablaba de la noche y de lo a gusto que estaba en ella, y en Chasing Illusions (2015) también hacía referencias en varias canciones al cielo, y parece que cada vez tengo este tema más interiorizado. Me encanta empaparme de la astronomía y salirme de las cosas que tengo aquí a simple vista y mirar más allá, lo veo muy importante para alimentar la mente y mantenerla viva. Cuando estaba escribiendo las canciones de Universo Por Estrenar (2019) no forcé nada, quería escribir sin prejuicios, y aunque llevaba mucho tiempo muy metida en este tema, me sorprendió para bien ver que en todas las canciones había alusiones al cielo. De lo que estoy segura es que no ha sido una forma de esconder sentimientos, más bien todo lo contrario, creo que las letras son muy directas y honestas. Alguien que he escuchado mucho también estos años atrás es Antonio Arias, que para mí ha sido un gran referente desde que Noni me lo descubrió, una mezcla perfecta de letras buenas y astronómicas con música espacial. Seguro que de alguna forma también me ha influido, aunque sea, como mínimo, motivándome con su buen arte.

También te has pasado al castellano, al igual que muchas bandas indies (Love of Lesbian, por ejemplo) que ya llevaron a cabo ese tránsito. ¿Por qué? ¿Necesidad de hacerte entender mejor o de llegar más directamente al oyente? ¿O simplemente responde a que quizás ahora tengas más seguridad en tu propia escritura?

No sé si es un paso definitivo, de momento estoy muy a gusto y quiero disfrutar de ello y mientras sea natural lo seguiré haciendo según lo sienta. El inglés ha formado parte de mi vida desde que era muy pequeña, no quiero cerrarle la puerta tampoco. El cambio en el idioma y sonido vino motivado por un cambio personal: llevaba tiempo que funcionaba de forma automática y por inercia y quise poner fin a eso, el arte es otra cosa. Comencé saliéndome de mi zona de confort escribiendo en español, y me llevé una grata sorpresa. Fue muy estimulante, y después de unos meses de bloqueo todo empezó a fluir de nuevo con una energía renovada.

Creo que también estrenas banda en los conciertos de presentación del disco. ¿Qué puede esperar el público que se acerque a veros en directo? ¿Es muy fiel al sonido del disco? ¿Os resulta fácil mantener el equilibrio entre los temas nuevos y los que tienen más años y sonaban de otra manera?

Exacto, ahora la banda la forman Julia y Víctor de Rufus T Firefly, Antonio de Ambre y Chumi de Pajaro Sunrise, además de Fabián Romero al sonido. Estoy encantada con ellos, tienen una fuerza muy positiva en el escenario y fuera de él. En los conciertos lo que veo interesante es que el sonido de las canciones se adapte a la situación, en este caso al directo. Llevamos solo dos conciertos con banda y las canciones están cogiendo otra dimensión, tienen otra vida aún siendo las mismas que en el disco y aún respetando el rollo del sonido, hay más partes instrumentales y la dinámica es diferente por estar tocándolas con una banda, cosa que no había ocurrido antes. Estoy muy contenta y con muchas ganas de seguir tocando los temas en directo porque tengo la sensación que es de esos discos que van creciendo y tomando vida propia encima del escenario. En cuanto al equilibrio entre más antiguos y nuevos, he decidido no tocar ninguna canción de los discos anteriores: creo que lo más honesto que puedo hacer ahora mismo es tocar lo que siento y de momento es Universo Por Estrenar (2019) al completo. Quizá más adelante incorpore temas de discos anteriores, pero será con un nuevo sonido.

Tienes varias fechas en salas y también en grandes festivales este verano, como el BBK Live de Bilbao o el Music Port Fest de Sagunt. ¿Te sientes más cómoda en unas o en los otros, o se trata de experiencias diferentes?

Son experiencias muy diferentes, y ambas me gustan y las disfruto mucho. Siempre intento diferenciarlas a la hora de hacer el repertorio, para que cada una tenga algo especial. Al final lo que más me importa es que el escenario tenga un buen equipo de sonido para estar a gusto, eso está por encima del tipo de sala o escenario que sea. Y por supuesto, que exista un buen publico. tampoco importa si es pequeño o grande, pero que haya buenas energías.

Trackbacks y pingbacks abiertos.