Blue Caravan, canta y sé feliz

por | 10 junio 2019 | Conciertos, Entrevistas

Blue Caravan, la banda valenciana creada por los mellizos Juan y Cristóbal Belda, dará a conocer su disco debut el 15 de junio en Loco Club. Las composiciones de “La vida mejor” apuestan por una hibridación sonora que trenza en su pulpa jugosa los acentos de la rumba, el reggae y el funk. Tras foguearse en locales que no forman parte de los circuitos musicales más canónicos, sus melodías frescas y sus letras optimistas están consiguiendo una creciente aceptación popular. Un luminoso accidente que desafiará ceños fruncidos y ánimos agoreros a las puertas del verano.

BLUE-CARAVAN-BEAT Foto: Carla Gutiérrez

 

¿Cómo fueron vuestros primeros pasos en la música?

Nosotros somos hermanos y cuando éramos pequeños (muy pequeños, como cinco o seis años) nuestros padres vieron que nos gustaba mucho cantar. Cosas que ponían en la radio, canciones de películas, en casa, en el coche… Y un par de años más tarde decidieron matricularnos en el conservatorio. Juan guitarra y Cris piano. Así estuvimos unos años mientras empezábamos a tocar juntos y a sacarnos canciones para cantar en casa, hasta que con once o doce años empezamos a tocar con dos amigos nuestros en un grupo. Queríamos ser los niños de once años más heavys del mundo. A partir de ese momento, siempre juntos, se sucedieron otros proyectos (tocábamos reggae, funk, rock, hardcore, componíamos electrónica, etc.) y siempre tocábamos allí donde íbamos con compañeros y amigos.

¿Cuándo decidisteis unir fuerzas en Blue Caravan?
Blue Caravan ha sido el resultado natural de todo lo que vivimos anteriormente. Siempre hemos trabajado juntos en la música, nos entendemos muy bien, tenemos una idea de proyecto común y muchas cosas son fáciles cuando tocas con tu hermano mellizo.

¿Ser un dúo os dio algún problema por lo reducido del formato a la hora de sacar adelante vuestras canciones?
Nunca hubo ningún problema. Es más, resultó todo lo contrario. Al final el grupo es un dúo, las canciones siempre las armamos desde las dos guitarras y las dos voces, por lo que el núcleo sigue siendo el mismo aunque dispongamos de una banda. Además el dúo es logísticamente y musicalmente sencillo para nosotros ya que nos da un poder muy grande de improvisación.

Os fogueasteis tocando en locales como el Kaf Café de Benimaclet, donde los músicos noveles toman un primer contacto con el público ¿Cómo recordáis esta etapa?
Esa etapa fue maravillosa. Llevábamos las canciones a los micros abiertos y teníamos una respuesta directa de la gente. Conocimos a muchísimas personas que actualmente son íntimos; conocimos a David Sales y su proyecto de Sesión de Micros Abiertos… Esto, además, supuso que subiéramos nuestro primer contenido a las redes sociales con vídeos de audio en directo. Estos vídeos se expandieron en su canal y aún hoy en día nos encontramos con gente que nos dice que nos conoció así.
Si no hubiéramos ido a cantar al Kaf Café durante ese tiempo, no estaríamos hoy en día, unos años más tarde, llevando nuestro proyecto de esta forma. Fue empezar desde lo más directo, compartir, aprender, conocer… Ojalá todo el mundo pueda experimentarlo.

A finales de 2016 estrenasteis “¿Te subes?”, vuestro primer E.P. Este trabajo se grabó en Tercero Estudios ya con banda. ¿Qué aportó la presencia de Carlos Manzanares en la producción?
Carlos Manzanares es un animal a los aparatos. Ya no es solamente que se aprende constantemente (tanto a nivel técnico de estudio como a nivel musical, increíble lo rápido que le va el cerebro) sino que además sabe incidir en lo que funciona, lo que “camina”; conoce el panorama actual de varios estilos, aconseja, y además nos lo pasamos muy bien. No se puede pedir mucho más.

En 2018 sacasteis “El Plan”, vuestro primer single. ¿Elegisteis esta canción como una declaración de intenciones respecto a vuestros pasos futuros?
Exactamente. “El Plan” sirvió para enfocar hacia dónde queríamos ir. Fue un trabajo de producción muy interesante, contamos con musicazos en el estudio y empezamos a probar y mezclar estilos que más adelante darían lugar a más canciones en la misma línea común.

¿Cuáles han sido vuestros referentes musicales?
Las referencias musicales han sido muy diferentes. Como músicos, hemos escuchado muchos estilos toda la vida, así que por citar unos cuantos (pasados y presentes): Jorge Drexler, Oques Grasses, Txarango, El Kanka, Antílopez, Queen, Natiruts…
Bueno, y la rumba en concreto es un ritmo que está extendidísimo por toda la península. Al final es una pulsación muy agradable para cantar, bailar, palmear (siempre con todo el respeto de fans por este estilo). Y, aunque no sea lo que más predomine en el disco, hemos podido meterla en lugares estratégicos.

¿Cómo ha sido la búsqueda del sonido que os caracteriza?
Pues ha sido básicamente el querer incorporar constantemente sonoridades con las que nos sentimos cómodos y seguros. Pero la base de todas las canciones son las dos guitarras acústica y clásica y los juegos de dos voces constantemente. Nos encantan los guiños armónicos, los acordes abiertos (para añadir color al sonido) y las voces de multitudes (para grabar en disco o para repetir en directo, parte fundamental en nuestros conciertos)

¿Qué representa para vosotros “La Vida mejor”, vuestro primer álbum?
“La Vida Mejor” ha significado muchísimas cosas. Solamente durante el periodo de más de un año para su elaboración, ha significado horas infinitas de trabajo, hacer, deshacer, ceder, crear, compartir dudas, fliparnos hablando entre nosotros sobre lo guay que va a estar la siguiente canción…
Actualmente, con todo el trabajo creativo terminado, significa una aspiración. Es una apuesta para depositar toda nuestra energía en el proyecto. Es por lo que, aunque llevemos unos cuatro años haciendo cosas como Blue Caravan, tenemos la sensación de que acabamos de empezar.

Os mostráis muy activos en redes sociales. ¿Son un arma indispensable para darse a conocer?
Las redes sociales, por lo que hemos podido comprobar de primera mano, son necesarias. Profesionalmente hablando, son una herramienta indiscutiblemente útil para publicar conciertos, informar sobre lanzamientos, sirven como contacto para la contratación, etc. A nivel personal, nos aportan muchísimo bien, ya que gracias a ellas podemos tener contacto directo con la gente que sigue Blue Caravan, hemos podido conocer otros proyectos con los que incluso hemos forjado amistad, además de no parar de descubrir música, festivales, posibilidades, etc.
La promoción es una tarea costosa que muchas veces no se tiene en cuenta desde fuera. Estamos continuamente pensando en las mejores formas de comunicar, subimos un vídeo diciendo esto, mejor una foto… Además hay que tener en cuenta las modas en redes sociales para hacer una promoción eficiente. Por suerte nuestros amigos de Sesión de Micros Abiertos nos echaron algunos cables con ello. Pero no deja de ser otro trabajo creativo, si así estás dispuesto a que sea.

En muchas de vuestras letras habláis de la infancia. ¿Es para vosotros importante tener presente lo que representa esta etapa?
Pues fuimos realmente conscientes cuando terminamos la composición de todas las canciones. Para nosotros dos, fue un periodo increíble que además vivimos juntos. Un periodo en el que, no sólo nosotros, muchas personas se muestran con sinceridad antes de tener que empezar a llevar disfraces por presiones o rechazos sociales. De alguna forma, la reconciliación con nuestro pequeño yo también está incluida en el disco y también forma parte de nuestra aspiración personal.

Vuestras canciones destilan optimismo y parecen desafiar los ceños fruncidos. ¿Es este el efecto buscáis provocar en la gente?
Antes que nada, muchas gracias por eso. Desde luego nosotros empezamos a componer para Blue Caravan desde el optimismo de lo que queríamos que significara el proyecto. Y, desde luego, nos acabó gustando. A parte de que sea algo que a nosotros nos encante, mola mucho ver a la gente saltar, bailar, brindar… Desde el escenario es una gran experiencia.

¿Cómo veis la escena musical en Valencia?
La vemos muy bien. Además este año se están estrenando muchos discazos, como “Raíces” o “Baile de Buitres” de nuestros hermanos Luis Carrillo y Funkiwis respectivamente. Hay mucha música, hay mucha música que suena muy bien, hay muchos sonidos modernos y originales, además de proyectos que han alcanzado niveles estratosféricos como La Raíz o Zoo. Creemos estar en un buen momento, pero que es solo el principio y algo muy pequeño comparado con lo que puede llegar a desarrollarse aquí.

Habéis llenado aforos en ciudades como Madrid, Barcelona, Granada y Sevilla, y habéis tocado en Festivales como el Pirata Rock de Gandía o compartido escenario con El Canijo de Jerez. Algunos afirman que es difícil tocar fuera partiendo de Valencia, desde luego parece que no es vuestro caso. ¿A qué pensáis que se debe?
Bueno, difícil es y puede que sea siempre. Al final esto es un trabajo de hormiguita que muchas veces es muy irregular. Puede que vayas por primera vez a una ciudad y se llene hasta los topes, o puede que repitas por cuarta vez y no venga nadie… Hay muchos factores que escapan a nuestro control, como que el equipo de la ciudad juegue una final de fútbol, que haya varios conciertos a la vez con los que compartas público… Es una fiesta, pero sí que es cierto que seguimos sorprendidos de lo bien que nos están acogiendo incluso en ciudades donde ni siquiera hemos ido de visita. Es increíble cómo se puede llenar un sitio con gente que solo te ha escuchado en YouTube.

¿Creéis que la prensa musical especializada ha desatendido propuestas como la vuestra que, sin embargo, han conectado con el público gracias a las redes?
Bueno, sí que es cierto que hay muchísimos proyectos que hoy en día están dando guerra, subiendo mucho contenido, tocando mucho en directo, etc. Y tampoco parece posible dar cabida a todos, según como se organice el medio en cuestión. Pero bueno, hasta la fecha este proyecto es una cosa absolutamente autogestionada en el que dos personas deciden todo lo que ocurre y ocurrirá. Igual por esto es más difícil entrar en el mundillo que suele publicar la prensa musical especializada. Aunque desconocemos el funcionamiento realmente. Nosotros encantados de contarle a cualquier medio o entidad sobre Blue Caravan.

El 15 de junio presentareis vuestro disco en el Loco. ¿Cuáles serán vuestros siguientes pasos?
En agosto participaremos en el Juergas Festival, y ya estamos gestionando una serie de contenidos y nuevas fechas para después de verano. Como dice la canción, “esto no ha hecho más que empezar”. Nosotros a seguir con el trabajo de hormiguita y a tocar todo lo que podamos, que es lo que más nos gusta.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest