fbpx

El Coolbanyal: un must de la escena vecinal

por | 26 febrero 2020 | Opinión

Hileras de casas tapiadas en la recién reurbanizada c/de los Ángeles. Foto: Helena P. Grau

El sábado 8 de febrero el diario británico de referencia The Guardian incluyó al barrio del Cabanyal en su artículo “10 de los barrios más cool de Europa”. Con la típica estructura del periodismo de consumo (qué hacer, dónde comer, dónde alojarse) se ha convertido en el artículo de prensa internacional sobre El Cabanyal más compartido en redes. El artículo llegó diez días después de que más de una docena de las asociaciones del barrio llegaran a un acuerdo de exigencias a la Administración y sin que hayan sido aún contestadas las alegaciones ciudadanas presentadas hace casi un año al nuevo plan urbanístico para el barrio, el Plan Especial del Cabanyal. Por supuesto, este acuerdo no tuvo tanta repercusión en las redes. Por eso, nos preguntamos ¿qué tal si hiciéramos a esas asociaciones las protagonistas de un artículo en el suplemento Escapadas de una revista de tendencias cualquiera?

Después de la última borrasca, suena ya una nueva vieja Gloria en el Cabanyal más mainstream de la ciudad: el postdesarrollismo socialista. Rescata grandes éxitos retrosesenteros de urbanismo litoral y va extrayendo cuidados singles de su Plan Especial, con los que copa las radios y titulares de nuestra prensa local hype de Villar del Río. Pero, para ti, de oídos finos, te destapamos esta ruta por la escena cabanyalera más subterránea, la menos radiada, escrita y divulgada allende Serrería and Waterloo, pero la que más suena y hace vibrar a sus vecinos ahora mismo. Con un primer lanzamiento, el 18 de enero, de 17 puntos acordados para un barrio social y medioambientalmente sostenible, estos must-see representan lo verdaderamente cool (que no cul) vecinal:

Despierta con emociones fuertes junto a la Plataforma Bloques Portuarios (c/ del Bloc de Portuaris) y, si, a media mañana aún no has conseguido desperezarte con cómo brega con su mestizaje de viejos y nuevos propietarios, inquilinos y okupantes alegales, da una vuelta y desayuna con la Associació Brúfol sus programas de inserción educativa, comunitaria y laboral (c/Pescadors, 28). Pasea por la discreta pero constante – como su hilera de casas costeras-  asociación de vecinos Pavimar (C/Eugenia Viñes, 54b,d) y, cuando te hartes de sol, playa y persistencia, aléjate tan sólo unos metros hacia la particular-trama-de-retícula para descubrir el pequeño Sarajevo postbélico que tratan de adecentar las vecinas de Zero Incívics, grupo que combate la droga, el incivismo y el miedo y que descubrirás debatiendo en casas o calles (Plaça de la Creu del Canyamelar).

A la hora de comer y de la sobremesa, déjate de gastrobares y apunta estas dos buenas opciones: si es martes, parlamenta sobre la ciudad feminista con la Assemblea Feminista d’Algirós i el Marítim (unas veces en el Centre municipal de Joventut d’Algirós de la c/Campoamor, 91, otras en lugares varios aquende Serrería) y si es jueves, tertulia con Cuidem Cabanyal Canyamelar, la asociación vecinal surgida del grupo que movilizó a más de mil personas para alegar en 2019 contra el Plan Especial del Cabanyal-Canyamelar (Colegio Santiago Apóstol, c/Escalante, 329).

Tras la sobremesa, tonifica con los cursos de circo para la inclusión educativa y comunitaria de APEC Circ Social (c/Sant Pere, 54), que también los organiza en el Teatro público El Musical de la plaça del Rosari, y fortalécete con el sindicalismo barrial que más está luchando contra los desahucios y por las alternativas justas de vivienda, el de Espai Veïnal del Cabanyal (Ateneu Llibertari, c/Barraca 57). Al acabar, date un buen baño frente a la asociación Grupo Villas de las Arenas, junto a los Blocs Platja, que lleva años defendiendo que sus casas son barrio y no solares para promotores a sus anchas (c/Eugenia Viñes, 95-117).

Oxigénate y cena a la puesta del sol en el otrora solar abandonado, hoy espacio de huertos, público y recuperado por los vecinos, de Cabanyal Horta (Casa del Oso, c/Mediterrani, 37), en donde seguramente encontrarás podando, cocinando o pensando a los redactores del Equipo Vía Verde, una propuesta urbanística ajardinada que conecta La Marina con Tarongers por el trazado del antiguo trenet, o a la ya veterana asociación Acció Ecologista Agró, dando batalla contra la ampliación del Puerto. Allí también te cruzarás, tras el cierre y compra por inversores privados del edificio que albergaba el vivero de asociaciones La Col·lectiva (Cura Planells, 2), a los componentes de Cabanyal Reviu, surgidos de un curso de dinamización social para precisamente eso: coordinar iniciativas conjuntas entre la diversidad de un barrio que acoge también casales, cofradías y (cada vez menos nuevos) pobladores rumanos, italianos, chinos, franceses, británicos…

Concluye la ruta allá donde el Cabanyal pierde su nombre, pero nació la emisora comunitaria, hoy en el Canyamelar, Radio Malva. Más allá de la Cadena, la incansable asociación de vecinos Amics de la Malva (Avinguda de la Malva-rosa, 98) conecta con el espíritu vecinal de la Transición desde abajo. Te invitarán a sus concentraciones indefinidas cada último jueves de mes. El próximo: este 27 de febrero a las 20 horas.

6h2RodT7 
Contrastes en el inicio de la c/San Pedro, donde tiene su sede APEC Circ Social. Foto: Helena P. Grau

Artículos relacionados

Entrevistas
Artur Martínez (La Fúmiga): “No sabem quin és l’argument pel qual no sonem els grups de casa a les radiofórmules valencianes, perquè no se sosté de cap manera”

Artur Martínez (La Fúmiga): “No sabem quin és l’argument pel qual no sonem els grups de casa a les radiofórmules valencianes, perquè no se sosté de cap manera”

Ara mateix no hi ha molts grups valencians amb la capacitat de congregar públic d'una forma massiva com ho fa La Fúmiga. Els d'Alzira porten...

Pin It on Pinterest