El triunvirato de Jordi Devòlver

por | 5 febrero 2018 | Noticias

Me llamo Jordi, soy de la Zaidía y canto y hago el mono en los Devòlver, un grupo de rock friki y satírico que se fundó en 2007. Soy trekkie, iconoclasta y muy del Levante UD, vamos, lo que se dice un perdedor. A los trece años empecé mi primer grupo con un amigo del colegio y nos dedicábamos a reírnos de los profesores en las letras al ritmo de canciones de Ramones o Eros Ramazzotti entre otros. Y desde entonces hasta hoy, he seguido el camino de la guasa musical.

 jordi-devolver-beat

Los Devòlver estamos acabando nuestro cuarto trabajo del que ya hemos adelantado dos temas que puedes encontrar en las redes habituales: ”Zona de amigos” y “Salir, correr”. Estaremos defiendiéndolo este viernes, 9 de febrero en Peter Rock Club a las 23h. Larga vida y prosperidad.

 

THE HOLY BIBLE MANIC STREET PREACHERS (1994)

Es difícil escoger un solo disco pero éste fue el que definitivamente cambió mi forma de ver la música. Estuve días seguidos escuchándolo con las letras delante y la enciclopedia al lado para ir entendiendo de qué hablaban. Richey Edwards tenía una mente prodigiosa y era raro ver a un grupo hablando de historia, de anorexia, de la prostitución, etc… con conocimiento de las materias y sin hacer demagogia. Musicalmente, era crudo, apenas podías sacar un single de allí pero te lo podría recitar entero ahora y la estética soviética del grupo me fascinó en aquel momento. Era todo muy poco digerible para el gran público y anticomercial en todos los aspectos. A pesar de no ser de los más vendidos de los galeses, el tiempo lo puso en su sitio y hoy en día está en las listas de mejores álbumes de todos los tiempos según la prensa británica.

EL SHOW DE TRUMAN PETER WEIR (1998)

Joder, le gustó hasta a Carlos Boyero. El guion es magistral. Fue una peli visionaria. Hoy tenemos agente retransmitiéndonos su vida en directo en Facebook o Youtube y muchísima gente mirando o el reality grotesco de Las Campos. Las interpretaciones de Ed Harris, Laura Linney y un comedido Jim Carrey son la guinda de una gran obra crítica con la ética de muchos medios y en la que el espectador es también culpable.

EL RETRATO DE DORIAN GREY OSCAR WILDE (1890)

Wilde es mi escritor favorito y éste fue el primer libro que leí de él y lo leí en inglés. Nunca pensé que me iba a gustar porque, cuando cayó en mis manos, fue por obligación, creo que sería en la Escuela de Idiomas. Me enganchó de tal manera que seguí leyendo sus libros. Es un retrato brutal sobre el narcisismo y el hedonismo. Cuando Wilde fue juzgado por su homosexualidad, se leyeron pasajes de este libro como pruebas acusatorias y él dijo en el estrado aquello de “no se puede juzgar a un hombre por lo que escribe”. En 2017, seguimos igual y gente como Hasel o Valltonyc está siendo juzgada sólo por escribir. Siempre nos ha gustado la hoguera.

grey

 

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest