El Twanguero: arma de creación masiva

por | 3 mayo 2016 | Cultura pop

Pocos dirían al oír las cuerdas sobre las que se sostiene El Twanguero que las melodías que componen esas manos proceden de alguien que abrió sus ojos en la capital del Turia. Escasa apreciación la nuestra en creer más en aquellos que sobrepasan nuestras fronteras que en los que se quedan. 

twanguero-valencia

No sorprende en este caso la historia de este artista que tiene por nombre Diego García. Tras él, se esconde la historia de un valenciano que conoció la música en el Conservatorio de Valencia a los 6 años y que desde entonces, aprendió a expresarse a través de ella. En su trayectoria, el rock siempre ha tenido un protagonismo especial: basta con decir que a los 13 años ya formó su primera banda en este género y a los 16, andaba recorriendo Europa entre conciertos, instrumentos y carreteras.

Desde entonces, su recorrido musical ha sido variado y ecléctico. Acompañante de grandes nombres de la escena nacional como Jaime Urrutia, Raphael o Andrés Calamaro entre muchos otros, su experiencia ha permitido que la música de este guitarrista se empape de estilos y géneros que lo convierten en una auténtica arma de creación que inicia su carrera en solitario en el año 2005.

Este eclecticismo, además, se ha visto potenciado a lo largo de los años con sus experiencias en Nueva York, donde ha colaborado con artistas de la talla de Andrés Levin, Didi Gutman, Jessy Murph y Tony Mason entre muchos otros, y su estancia en Buenos Aires, donde graba el disco Argentina Songbook que se ve inspirado por los sonidos del tango, el rock y el folclore argentino.

Asimismo, en 2012 se une al cantaor flamenco Diego El Cigala, con quien inicia una gira que, de nuevo, lo lleva a demostrar la potencia de su flexibilidad musical que culmina con el lanzamiento del disco Romance de la Luna Tucumana de Diego El Cigala, donde El Twanguero es coprotagonista y productor y que los llegó a obtener un Grammy ese mismo año. ¿El resultado? Una bomba explosiva llena de mestizaje capaz de arrollar cualquier espacio y mente.

Con su carrera como solista ha dado a luz a cuatro álbumes: Octopus, Twanguero, The Brooklyn Sessions y como se comentaba anteriormente, Argentina Songbook. En 2015 publicaba Pachuco, que presentó en Valencia precisamente en diciembre con un un directo lleno de energía y calidad instrumental. Ahora, regresa con 5 nuevos temas que recopilará en su nuevo EP Gallo Negro y que suponen una segunda parte de este último trabajo, que además, presentará el próximo sábado 7 de mayo en la sala Wah Wah. Pura melodia en las manos de aquél que tuvo que hacer del territorio extranjero su mejor arma.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest