fbpx

Estreno de “Qué sabe nadie o les cançons de Penèlope” en la Sala Russafa

por | 13 abril 2021 | Noticias

Lara Salvador y Jesús Salvador "Chapi". Fotos: Josep Escuin

Sala Russafa acoge el estreno absoluto de la versión extendida de Qué sabe nadie o les cançons de Penèlope, ganadora del Premio de Dramaturgia Russafa Escènica 2020, otorgado por el festival en colaboración con la SGAE. Una pieza escrita y dirigida por la actriz Lara Salvador, que toma su segundo apellido para el apelativo ‘La Peydro’ en su faceta como creadora y productora teatral.

Del 15 al 18 de abril, dentro del ‘10é Cicle de Companyies Valencianes’, se presenta este montaje donde la narración oral, la poesía, la música y el teatro conviven en una fórmula híbrida, que se acerca de manera singular al cabaré para trasladarlo a una esfera íntima y narrar las consecuencias de la ausencia, de la desaparición, de las distancias obligadas.

“Es un gran reto y me ha hecho valorar todavía más todo el trabajo que conlleva crear y poner en pie un espectáculo”, admite esta valenciana, premio a la Actriz Revelación en 2015 por la Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians, cuya trayectoria incluye papeles en teatro, cine y televisión.

El parón de las giras durante el confinamientole llevó a enfrentarse con la inquietud que desde hacía un tiempo le hacía tomar notas y escribir en un pequeño cuaderno lo que acabó siendo el germen de su primer espectáculo, una pieza en la que se alternan el valenciano y español. “Empecé a escribir en castellano pero, a medida que avanzaba el trabajo e iba profundizando, me reencontraba con mi lengua materna. Por eso muchas partes están escritas en valenciano, porque me conecta con los temas más íntimos. Para mí, como para muchos, este es un tránsito natural que se ha visto reflejado en la obra”, explica la creadora. Igual que ha sido fluido pasar del lenguaje teatral al musical en este espectáculo, en el que colabora con Jesús Salvador ‘Chapi’, su padre, reconocido compositor e intérprete de percusión, cofundador de Amores Grup de Percussió.

“Estudié seis años de piano y uno de percusión, pero desde niña tenía claro que quería ser actriz. Mi abuelo formaba parte del teatro amateur del pueblo, mi tía fue intérprete profesional durante algunos años y mi madre era vestuarista”, comenta La Peydro sobre una infancia en la que la influencia de ambas disciplinas artísticas era constante. Ahora, las dos se funden en un montaje para el que buscó la colaboración de ‘Chapi’ por dos motivos: “primero porque, musicalmente, le admiro muchísimo y es la persona en la que más confío. Segundo porque, por amor, es la única capaz de dedicarme tantas horas”.

Invirtiendo los roles, la hija ha dirigido al padre, que aporta la mágica sonoridad del vibráfono a este, su primer montaje. Aunque ha seguido sus consejos en la faceta musical porque “todavía tengo mucho que aprender de su experiencia”. Un proceso creativo en el que la intérprete ha descubierto en la música la virtud de desatar muchos nudos: “mi abuela tenía una congoja en la garganta que le hacía apretar los labios. En este espectáculo canto las canciones que ella no se atrevió a cantar y siento una liberación que ojalá hubiera tenido ella”.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest