Exsonvaldes, marea irresistible

por | 15 diciembre 2014 | Cultura pop

El nombre de esta banda francesa comparte pronunciación con el buque petrolero Exxon Valdez que derramó toneladas de crudo en la costa de Alaska en 1989. Podríamos pensar que, influidos por su nombre, sería fácil que su música estuviera también marcada por el desastre. Pero su último disco, “Lights”, nos deja claro que son capaces de navegar por aguas límpidas agitadas bajo el ascendente luminoso de Phoenix.

exsonvaldes-en-la-3-valenciaAntes, en 2009, nos habían regalado un power pop melancólico, al estilo de Alex Chilton, en “The Edge of Something Beautiful”. Canciones como “Last Year” o “PPM” se sumergían en el legado de Big Star o The Posies para extraer una tristeza centelleante. Aplicados ejercicios de estilo capaces de clavar astillas en nuestro corazón. En sus momentos más inspirados derivaban hacia lo barroco con continuas fragmentaciones armónicas, sugiriendo un imaginario encuentro entre Leonard Bernstein y Brian Wilson. “There´s no Place Like Homes”, un año más tarde, supuso un giro de timón importante. Construyeron un refinado ramillete de canciones que escondía una nostalgia soñadora tras una máscara pop, fundiendo elegantemente distintos tejidos musicales. Podemos rastrear la huella que bandas como Death Cab For Cutie, Tahiti 80, Travis o Radiohead dejaron en su música.

Su talento se revelaba también a la hora tratar el material de otros, señalando el eclecticismo del que nacen las mutaciones de su sonido. El influjo que sobre ellos ejerce la música de los 80 palpita en la revisión de “Take On Me” de A-Ha (que todos recordamos por su mítico videoclip). Y marcaron un espacio para el estremecimiento al rescatar “As Tears Go By” de los Rolling Stones, popularizada por Marianne Faithfull, que se engarza a la perfección en la tesitura vocal de Simon Beaudoux.

“Seahorses”, la canción que ha dado a conocer su último trabajo, un disco que se deja seducir por sonoridades electrónicas y bailables, cabalga entre sintetizadores y pulsaciones obsesivas. Una marea irresistible que invade otras canciones y nos arrastra en “Guns”, hasta alcanzar un territorio cercano a Metronomy, sin que el hedonismo se les vaya de las manos. Estas innovaciones en su sonido, a pesar de estar bendecidas por un infalible toque de clase, seguramente provocarán el desconcierto de algunos de sus seguidores. Sin embargo, no hemos de pensar que hayan perdido su intuición melódica. Ésta alcanza nuevas cimas, abriéndose como una herida en la maravillosa “Days”.

Este grupo, que en directo se ha atrevido a cantar en un más que aceptable español “Enamorado de la Moda Juvenil” de Radio Futura, incluye, por primera vez, canciones en su lengua materna, destacando entre ellas “L´Aérotrain”, con una base rítmica que es una incontenible invitación al baile. Una conquista que nos recuerda a los mejores momentos de New Order.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest