Futuro Terror y La Plata: First We Take Manhattan, Then We Take Madrid

por | 9 enero 2018 | Entrevistas

Eran las diez de la noche en la sala El Sol de Madrid y la sensación dentro era que no cabía ni un alfiler más, a pesar del gentío en las calles en plena pre-Navidad capitalina. 365 personas llenaron la sala el primer sábado del mes de diciembre para vivir en directo la presentación de Precipicio (BCore, 2017) de Futuro Terror, acompañados de La Plata. Era una noche especial: dos bandas amigas provenientes de Alicante y Valencia, puntales del nuevo rock valenciano, dispuestos a mover los cuerpos de todos los asistentes.

futuro-terror-la-plataLos miembros de Futuro Terror y La Plata en el camerino de El Sol. Por Alicia S. Díaz-Hellín

 

La Plata rompieron el hielo de la fría noche, aunque en la sala los grados no dejaron de subir. Con un concierto enérgico tocaron muchas de las canciones que estarán en su primer disco. Saldrá en febrero y es increíble que aunque solo tengan tres canciones publicadas el público coree sus temas de esa manera. Pero era el día de Futuro Terror y se notó, la gente se apretó en las primeras filas y no dejaron de cantar y bailar con los brazos en alto. Minutos antes del espectáculo pudimos charlar con ambas bandas durante la prueba de sonido: del tercer disco de unos, del primero de otros y de nuevos proyectos musicales que unen Valencia y Alicante.

La Plata vio la luz a finales de 2016, con el EP Un Atasco (Sonido Muchacho). Cuando se grabó “la intención que había era recoger como banda unos temas que partían de ideas de Diego (cantante y guitarra)”, cuenta María Gea (bajista). El LP que saldrá próximamente “tiene la personalidad muy fuerte de cada uno”, prosigue. “Los temas están construidos entre todos. Para mí es algo mejorado del EP anterior y mucho más rico. A la gente le gusta en los directos a pesar de no conocer los temas”. Son canciones que funcionan, con un ritmo contagioso y que ligado a su potencia escénica da como resultado un público entregado. El disco se grabó a finales del verano con el productor de renombre Carlos Hernández (ha trabajado con Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro o Disco Las Palmeras). A la pregunta qué tal la experiencia, María responde: “Muy guay. Estuvimos en un estudio que está en Rivas Vaciamadrid, un sitio donde sólo hay oficinas y todo es de hormigón, que formó parte del encanto. No salimos de ese sitio en una semana, porque no había nada alrededor, tan solo un centro comercial que usamos de “recreo”. Hay gente que se va a grabar al monte, que está muy guay, pero nosotros somos muy de ciudad, somos gente de hormigón”, bromea.

Precipicio fue el protagonista de la segunda parte de la noche, aunque la banda alicantina no dejó olvidados temas del predecesor Su Nombre Real es Otro. Futuro Terror evolucionan y crecen con cada álbum. “Está teniendo muy buena acogida. El segundo disco funcionó mejor que el primero y este está funcionando mejor que el segundo. Cada vez te conoce más gente y eso va sumando”, afirma José Pazos (voz y guitarra). La apuesta por el estribillo infalible se repite en Precipicio y la crítica al capitalismo y a la posmodernidad asoma de nuevo por algunos temas. La portada esta vez es más enigmática, producto de un disco más maduro y de la interpretación de la autora, María Gea (La Plata). Además de compartir escenario durante el verano en el Liceo Mutante, los miembros de ambas bandas comparten amistad y admiración mutua.

Fruto de ello, y de la cercanía de sus lugares de residencia, es la creación de otros proyectos musicales paralelos. Alfa Estilo está formado por José de Futuro Terror, María y Diego de La Plata, una especie de pospunk electrónico más agresivo, que ya se ha dejado ver por Valencia. José también tiene con Néstor Sevillano (guitarra de Futuro Terror) otro proyecto llamado Brigada, junto a Víctor (de Morenas). En solitario, Néstor tiene otro proyecto: Yorchh. Y Héctor Bardisa (batería) toca con Cowboy Lovers y Ainara Legardon. Los miembros de La Plata también son bastante inquietos. Patricia Ferragud (teclado) hace cosas más experimentales como proyecto personal. Además de La Plata, Salva Frasquet (guitarra) tiene Podium. “Es punk un poco raro”, o así lo define él mismo. “También tengo Mental Signals, neofolk un poco oscuro”, comenta. Diego Escriche (cantante y guitarra) tiene Acapulco “es como grunge psicodélico noventero”, afirma, “además produzco por mi cuenta y tengo una movida que se llama Hyperclear, donde hago electrónica en solitario”. Y por último Miguel Carmona (batería) que aunque actualmente dedica su tiempo musical a La Plata, cabe mencionar su pasado tocando con Poder Absoluto, Thee Vertigos y Teletexto, “aunque hago de baterista de vez en cuando a gente que lo necesita”, cuenta, “porque lo que me gusta es tocar”. Sorprende la cantidad y variedad de proyectos musicales que nacen de estas ciudades.

Sin embargo, no creen que haya escenas parecidas en Alicante y Valencia, ni que haya una tradición que tenga que ver con lo que hace Futuro Terror en Alicante o en Valencia con lo que hace La Plata. José Pazos insiste en que “Alicante y Valencia son ciudades muy diferentes. Valencia es mucho más grande, con una serie de salas y de espacios autogestionados, como La Residencia, que dan apoyo a la escena de la ciudad. Mientras que Alicante es mucho más pequeña y no hay esos espacios, o son más difíciles de encontrar. Preocupa ver que somos más o menos siempre los mismos que forman bandas distintas y sobre todo que no hay prácticamente relevo generacional. Cabe mencionar proyectos como Nestter Donuts o Los Manises, pero son pocos”. María coincide con que en Valencia hay más movimiento: “Está Acapulco, Fantastic Explosion, Los Bikini Girls o Power Balance, que han tocado fuera del país”. A pesar del debate existente sobre la escasa presencia de grupos de la comunidad en el resto del país, María cree que “depende de cómo se gestione cada grupo o qué aspiraciones tenga”. A juzgar por la noche del 2 de diciembre ambas bandas se hicieron notar en la capital. Así lo predijo medio en broma Néstor Sevillano de Futuro Terror cuando se le preguntó durante la prueba qué creían que iba a pasar esa noche: “Va a ser la hostia. Va a venir mucha gente, todo el mundo cantando las canciones”. Acertó con la combinación, y así pasó.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest