fbpx

Graham Parker & Brinsley Schwarz, espíritu pub rock

por | 7 septiembre 2014 | Cultura pop

A mediados de los 70 la juventud británica estaba aburrida de soportar las interminables canciones de Pink Floyd o Emerson, Lake & Palmer, además los días de fiestas y excesos por parte del glam rock estaban llegando a su fin. Cuando la revolución punk apareció, una energía rejuvenecedora se apoderó de la escena musical de las islas Británicas, liberándola del tedio y el aburrimiento en el que estaba atrapada.

graham parker

Sin embargo, no todo fue fruto de un día. Antes de los escupitajos y los imperdibles hubo una escena underground constituida por grupos que mezclaban su pasión por el rock and roll con unas cuantas gotas de rhythm and blues, pero la gran característica que los unía es que todos ellos actuaban en pequeños bares y clubes lejos de los grandes focos del negocio musical más superficial. El pub rock fue el germen que hizo posible toda aquella maravillosa explosión cultural que vendría después, y dio cobijo a bandas como Eddie and The Hot Rods, Dr. Feelgood o The 101´ers (grupo donde militó Joe Strummer).

Un antiguo criador de cobayas llamado Graham Parker se convirtió en uno de los primeros músicos que destacaron dentro de la escena; llegando a grabar, junto a su grupo The Rumour, algunos de los mejores discos de pop-rock de finales de los 70 y principio de los 80. Sus dos primeros trabajos, Howlin´ Wind (Vertigo Records, 1976) y Heat Treatment (Vertigo Records, 1976), ya dejaban ver a un autor capaz de recoger la herencia musical de Bob Dylan o The Band para transformarla en arte sonoro lleno de personalidad y vitalidad: el poderoso country-rock de “Back to the school days”, la excelente “Hotel Chambermaid” con su ritmo adictivo o el majestuoso blues de “Lady Doctor” son algunos de los mejores ejemplos del talento compositivo de Graham Parker en sus primeros años de carrera.

Pero fueron Squeezing Out Sparks (Vertigo Records, 1979) y The Up Escalator (Stiff Records, 1978) los discos que le proporcionaron mayor renombre. Dentro de una escena new wave donde reinaba la ironía desatada de Elvis Costello, el compromiso político de Billy Bragg y la sencillez pop de Nick Lowe, Graham Parker supo hacerse un hueco gracias a canciones tan redondas como “Local girls”, “Protection”, “No holding back” o “Stupefaction”, todas ellas de gran riqueza melódica y de la que han bebido autores tan diferentes como Badly Drawn Boy o Frank Turner. Años más tarde el músico londinense, ya en solitario, entregaría otro gran álbum, The Mona Lisa´s Sister (RCA, 1988) todo un tratado de power pop maduro y certero (“Under the mask of happiness”, “Get started, start a fire”).

El próximo 9 de septiembre Graham Parker actuará en Loco Club de Valencia; lo hará acompañado de Brinsley Schwarz, guitarrista que formó parte de The Rumour y que además dio nombre a uno de los grupos más importantes del pub rock (donde militó un jovencísimo Nick Lowe), magníficos discos como The New Favourites of…Brinsley Schwarz (United Artists, 1974) fueron el legado de una banda de culto que acabó siendo fundamental en la historia del pop-rock británico.

Artículos relacionados

Entrevistas
Artur Martínez (La Fúmiga): “No sabem quin és l’argument pel qual no sonem els grups de casa a les radiofórmules valencianes, perquè no se sosté de cap manera”

Artur Martínez (La Fúmiga): “No sabem quin és l’argument pel qual no sonem els grups de casa a les radiofórmules valencianes, perquè no se sosté de cap manera”

Ara mateix no hi ha molts grups valencians amb la capacitat de congregar públic d'una forma massiva com ho fa La Fúmiga. Els d'Alzira porten...

Pin It on Pinterest