fbpx

Iris Soler retrata la escena musical valenciana pospandémica en «Fénix»

por | 24 noviembre 2021 | Entrevistas

Iris Soler Martínez (Valencia, 1995) es técnica superior en iluminación, captación y tratamiento de imagen. Cuenta con cuatro exposiciones fotográficas a sus espaldas, todas relacionadas de una u otra manera con la industria musical. La quinta, «Fénix, la industria musical tras la pandemia», se presenta el sábado en Peter Rock Club de València.

La pandemia ha sacudido a toda la sociedad, pero el sector musical ha sido uno de los más castigados. ¿Cómo nace el proyecto fotográfico Fénix?

Fénix es un proyecto fotográfico que nació para dar visibilidad al sector musical, que está saliendo tan mal parado en esta pandemia. Para ilustrar todo esto he fotografiado y entrevistado a diferentes componentes de la industria musical (músicos, técnicos de sonido, técnicos de iluminación, promotores y productores de espectáculos, propietarios de salas de conciertos…). En esas fotos he querido reflejar los diferentes estados de animo por los que creo que hemos pasado todas las personas que formamos parte de este sector, y en la entrevista, que se compone de cinco preguntas, he dejado que cada una de las personas cuenten sus sensaciones sobre todo lo que está pasando. Con este proyecto quiero poner voz a un sector que ha tenido que callar durante muchos meses.

La exposición podrá verse este sábado 27 de noviembre en Peter Rock desde las 19h hasta las 22h. ¿Puedes adelantar qué tipo de fotografías veremos y algunos de los protagonistas de las mismas?

Por poner algún ejemplo, forman parte de este proyecto Jose Beteta, vocalista de La Fúmiga, Esther Navarro, directiva del movimiento MUTE (Movilización Unida de Trabajadores del Espectáculo) Valencia, Jorge Martí, vocalista de La Habitación Roja, Quini Gómez, vocalista de Benito Kamelas, o Jose Manuel Casañ, vocalista en Seguridad Social.

Las fotografías son retratos, en concreto tres retratos por participante aunque van agrupadas en una misma foto y representan las diferentes etapas por las que hemos pasado todos los que formamos la industria musical durante el confinamiento, la «nueva normalidad» y la vuelta al trabajo.

Esta no es tu primera experiencia con la fotografía musical. ¿Cómo empieza tu relación con la escena musical valenciana?

Siempre me ha gustado la música, desde muy pequeña. En mi casa se escuchaba mucha música, empecé a ir con mi familia a conciertos y orquestas, y me llamó mucho la atención la posibilidad de llevar una cámara (por aquel entonces una compacta digital) y llevarme a casa para siempre todos esos momentos, tendría unos once años cuando empecé a ser consciente de que la fotografía era parte de mí y quería dedicarme a ello. Continué con mis estudios, a la vez que con la fotografía por mi cuenta, hasta que tuve la edad para poder formarme, empecé a compartir mi trabajo por redes sociales, me di a conocer, y poco a poco entré en el mundo del rock valenciano, más bandas conocieron mi trabajo y bueno, hasta hoy… intentando crecer cada vez más personal y profesionalmente.

¿Qué tipo de trabajos has realizado anteriormente?

He trabajado en diferentes medios digitales bastante conocidos en la escena rock y metal española, he salido de gira por todo el país con bandas internacionales, he trabajado en casi todas las salas de conciertos de la Comunitat Valenciana para bandas y también por cuenta propia. He realizado bastantes proyectos, de los cuales han salido cuatro exposiciones, cinco cuando estrene Fénix, tanto de retratos como de fotografía en directo, que es dónde más volumen de trabajo tengo, posados de las bandas y los músicos, y ahora mismo estoy trabajando también en proyectos de autorretrato.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest