fbpx

Isma Romero, ara que tinc vint anys

por | 28 febrero 2015 | Cultura pop

Algún día tendré que plantearme no hacer ningún repaso acerca de nada. Bueno, repasaré todos mis discos de los ochenta, sobre todo Mark Knopfler, no sé el porqué, supongo que porque es un genio y, ¡qué demonios, necesito volver a escucharlo! Lo que tengo claro es que lo que no haré más será buscar explicación a que de vez en cuando choquen dos cometas y de ese estallido nazcan pequeñas estrellitas destinadas a dar mucho que hablar con su joven brillo de astro incandescente.

isma-romero-valencia-wah-wah

Isma Romero. Para muchos, el relevo generacional de un batallón de veteranos del rock, para otros, un chaval con mucha suerte. Hay quien lo tilda de pretencioso e inexperto, y algunos prefieren pensar que nos trae esperanza a esta década cansada de basura melódica y puñetazos en la radio. Yo me quedo con la sonrisa de un muchacho con las ideas muy claras, que tiene mucho que decir todavía y no ha hecho mas que un ademán de temblor de labios.

Sus credenciales son lo más respetable que nos podamos encontrar en un disco, acompañado en los estudios y escenarios por bestias pardas como José “Niño” Bruno a la batería, Ángel Vela a la guitarra y a su descubridor, productor y bajista, Candy Caramelo. Sin duda una verdadera cuadriga de potrillos y caballos salvajes con ímpetu e impaciencia por girar por todo el país y hacer sudar todas las salas de cada ciudad.

En su disco, Antes de que esté prohibido (2014) nos presenta una colección de temas cargados de energía, optimismo y una madurez poco habitual en jóvenes de veinte años que aún no han podido vivir ciertas cosas y que, con el talento que se le intuye, ha conseguido plasmar muy bien para hacernos sentir identificados en temas como “Nueve años mas”, “La última del baile” o “Gotas suicidas”, sin hablar de la que presenta como homónima del título del disco “Antes de que esté prohibido”.

De momento, sin apenas haber empezado a girar y demostrar sus aptitudes y actitudes encima de las tablas todavía sin alfombrar, ya se ha ganado el respeto y el cariño de sus padres de profesión y de gran parte de la crítica periodística que ya ha tenido la suerte de poder vivirlo en directo. Obviamente, sus influencias las vemos venir de lejos. No puede negar que ha crecido con bandas como Tequila, Los Ronaldos y sus más que alabados Los Rodríguez y no se puede pedir más cuando tus compañeros de camerino son los mismos que los de tus ídolos y las colaboraciones que a veces te acompañan son tus propios ídolos, tales como Ariel Rot, Leiva, Rubén Pozo, Jaime Urrutia

Dicho todo esto, este próximo 7 de marzo de 2015, en la clásica sala Wah Wah del mítico barrio del Cedro de Valencia, sobre las 23h., tendremos la oportunidad de pasar una de esas noches en las que un futuro brillante empieza a forjarse y podremos decir aquello de “yo estuve allí” o incluso algo mejor como “acabamos juntos cerrando el Kraken”.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en primavera

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest