fbpx

Juanma Pastor (Johhny B. Zero): “Nuestra música tiene un componente iconoclasta, pero también neoromántico y humorístico”

por | 5 noviembre 2018 | Conciertos, Entrevistas

Cuando uno se adentra en el mundo de Johnny B. Zero se encuentra con un fascinante organismo vivo: partiendo de terrenos musicales como el blues, el funk o el rock, el grupo ha sabido huir de la nostalgia y del pastiche retro. Una constante búsqueda de experimentación desprejuiciada, tanto en el local de ensayo como en el estudio de grabación, que ha desembocado en un Suicide Watermelon Stories (Hidden Tracks, 2018) repleto detalles sonoros capaces de absorber tus sentidos, como el gigantesco mosquito que aparece en la portada. El próximo 10 de noviembre presentarán su nuevo trabajo en Loco Club y hemos hablado con ellos sobre la muerte del romanticismo, reggaetón, cine de terror, sectas de hombres-jersey y feminismo.

johnny b zeroFoto: Estrella Jover

Presentáis Suicide Watermelon Stories, un disco doble con dieciséis canciones. ¿Representa de alguna forma el comienzo de una nueva etapa en el grupo? ¿Un cambio con respecto a Birds (Hall of Fame, 2017) en cuanto a sonido y actitud?
Juanma Pastor: Yo creo que no, siempre hemos tenido una vertiente experimental y, más que buscar realmente un cambio nos gusta ir por derroteros poco comunes.
Julio Fuertes: En general veo mucha continuidad con nuestros anteriores trabajos, aunque escuchando el disco sí que se nota que se ha asentado una banda: la producción se ha beneficiado con el hecho de que la formación haya quedado de una manera muy concreta.

Lleváis un ritmo increíble de producción: un disco por año, aunque Crystal Totems (Ham House Recordings, 2016) era un epé.
Julio: Los temas de “Crystal Totems” se grabaron a la vez que los de “Birds”.
Juanma: De hecho fue una situación bastante particular: teníamos hecho un disco, pero el sello nos hizo experimentar comercialmente con el formato de epé, así que sacamos cuatro temas y tuvimos que reinventar un poco el disco de Birds. Fue en ese momento cuando entró Pablo.
Pablo P. Soriano: Sí, grabé unas cuantas canciones que acabaron entrando, como “Honey Brown”. Pero es en Suicide Watermelon Stories cuando hemos empezado realmente a trabajar los cuatro mano a mano.

¿Cómo afrontáis la grabación de cada trabajo?
Juanma: Si hay un enfoque detrás de cada uno de los discos, ese es el intentar cambiar el sistema de producción o subvertir el trabajo del anterior: en “Mayday” se produjo de una manera diferente que “Birds”, “Crystal Totems” y “Suicide Watermelon Stories”. Nuestro primer trabajo fue (hablando desde el punto de vista económico) algo precario, básicamente entramos al estudio a grabar en formato de rock tradicional. Cuando la banda se amplió fue cuando germinó la idea de que todo tenía que ser muy experimental, y que debíamos ser capaces de entrar a grabar con la intención de degollar las canciones, deconstruirlas. Carlos Ortigosa, Julio y yo siempre intentamos hacer una producción lo más arriesgada posible, y con el nuevo disco lo que hemos hecho ha sido trasladar todo ese proceso de experimentación al local de ensayo.

Sois una de las bandas de la escena actual de Valencia que, partiendo de una base conocida o género como es cierto blues rock, siempre están probando cosas nuevas para expandir su sonido y crear algo nuevo.
Juanma: Para nosotros lo importante es tener una canción con la que jugar y ver hasta dónde nos puede llevar, y creo que es un punto de partida que también nos hace únicos porque otras bandas parten más del estilo o de un género. Además, pienso que es difícil clasificarnos, aunque una vez un periodista musical nos describió como rock iconoclasta. No estoy del todo de acuerdo con esa definición, pero la dirección es acertada.
Julio: El núcleo es la canción pero los límites son los tipos de músicos que somos, creo que hay bandas cuyos miembros tienen menos vinculación con sus instrumentos que nosotros; se podría decir que tenemos una relación musical muy cotidiana, de estudiar y tocar mucho; y gracias a ello intentamos generar intersecciones tan interesantes como llamativas.

Juanma define “Plastic Shovel” como una sátira rock que se ríe de los códigos del amor romántico. ¿Es hora de ir enterrando el romanticismo a la hora de hablar asuntos amorosos en la cultura pop?
Juanma: Yo creo que la música de Johnny B. Zero tiene un componente iconoclasta, pero también neoromántico y humorístico. Creo que somos gente que tiene muy claro qué es la música y qué es significarse: no simplemente seguir una tendencia, sino expresar lo que sentimos. En “Plastic Shovel”, en concreto, hablamos de una manera irónica, y desde cierto punto de vista romántico (aunque al mismo tiempo también desde una posición contraria a ese tópico amoroso). La veo como una sátira de lo que es el romanticismo.
Julio: Gente como Javier Gallego (Carne Cruda) ha sabido leer un poco la clave política de nuestra música. Por ejemplo, hoy en día afortunadamente tanto los conceptos básicos como el discurso del feminismo se han popularizado bastante, y creo que nosotros no somos ajenos, y siempre nos ha interesado muchísimo el tema. Uno de los cuestionamientos básicos que plantea el feminismo (y que podemos encontrar en textos de Brigitte Vasallo) trata sobre el amor romántico y las estructuras de pareja. Y está muy bien, algunas veces, canalizar eso a través de canciones, pero de una manera puramente sentimental, que es la forma que tiene Juanma de hacer las cosas: con un discurso en la que se posiciona como un sujeto que está dentro de la narrativa y es vulnerable, no como alguien que está fuera en una atalaya soltando un sermón.
Juanma: Cuando se juega a la fosilización cultural todo se hace perversamente intelectual y todo se compone de pequeños resortes que tienes que tocar para gustar a no sé quién, y creo que eso, honestamente no me interesa. Cuando escribo una canción yo pienso mucho más en cómo me siento yo. Sigo pensando que en el arte necesitas una formación (saber tocar la guitarra, saber cantar, pensar, leer, ver cine, escuchar música…) pero también necesitas ser honesto contigo mismo y saber expresar tus emociones. De hecho, la música que me gusta (Beatles, Camarón, blues clásico) contiene un discurso capaz de hablar de una manera honesta, y no utilizando todos los resortes teóricos; a mí esto último, honestamente no me interesa lo más mínimo, y sí la subversión de teorías como el feminismo.

Por otra parte el tema que cierra el disco, “All That Love”, me parece una canción de amor (o desamor) de espíritu melancólico. ¿Se le podría considerar el perfecto opuesto de “Plastic Shovel”?
Juanma: Sí, en la canción se dice que “todo ese amor se ha muerto”, pero al mismo tiempo habla de él de forma positiva y romántica. En realidad “All That Love” parte de un sueño: me desperté una noche pensando que mi madre se había muerto, y entonces pensé “todo el amor se ha muerto”, a partir de ahí con todos los recursos, y trampas, que nos ha enseñado un arte como la música la transformé en un tema discursivamente romántico dedicada a una persona.

El videoclip de “Plastic Shove” ha sido dirigido por Muerte Horrible y parece surgido de una película de terror de los 80. ¿Qué referentes se ha tenido en cuenta a la hora de crear esta historia de sectas hombres-jersey?
Juanma: Nosotros siempre hemos mantenido una profundo dialogo con el cine, y nos gusta la estética del género de terror, porque tiene muchas posibilidades simbólicas. Una amiga, la fotógrafa Paula Laumer, nos dijo que teníamos que hacer un videoclip con Muerte Horrible porque, según ella, teníamos cosas en común. Entonces quedamos a tomar algo con él, y le dijimos que queríamos una estética parecida al giallo y el cine de terror de los 70, así que se le ocurrió la loca y estupenda idea de la secta de los hombres-jersey.

Ese tono fantástico y surreal también se encuentra presente en la enigmática portada del disco. ¿De dónde ese surge ese mosquito gigante? ¿Tiene relación con el título del disco y de uno de los temas, “Suicide Watermelon Blues”?
Juanma: La portada realmente es una homenaje a Historias de la Cripta, Cronenberg, el primer David Lynch (el de “Cabeza Borradora”), y The Twilight Zone. Para mí el cine de terror siempre ha representado un ámbito de poética extrema. Y la ilustración también está relacionada con “Suicide Watermelon Blues”: la sandía era una imagen que se utilizaba mucho en el blues, se hacían instrumentos con ella, y estaba muy presente en la cultura afroamericana del aquel momento, además una canción como “Watermelon Blues” la han interpretado Albert King y muchos músicos de jazz. Es un símbolo que está muy presente en el mundo de la música, y a nosotros nos interesa porque una parte de la génesis de Johnny B. Zero sí que tiene que ver con la cultura y la música soul, funk, blues, y con una actitud repleta de fisicalidad y cierto grado de improvisación; en realidad la imagen del “watermelon” es directamente una señal a la música que nos gusta, y a la par, también es una buena metáfora: “la sandía suicida”, ese mosquito sorbiendo tu cerebro que al mismo tiempo nos muestra cómo nos dejamos comer la cabeza por cualquier cosa.

En el disco nos encontramos con “Instagramer”, que la describís como una especie de reggaetón. ¿Cómo surge la idea de jugar con ese estilo?
Juanma: Decidimos jugar con cierto tipo de texturas que para nosotros resultaban interesantes del reggaetón. No tratamos de reírnos de ese estilo o género musical, sino dialogar con él, y utilizarlo a nivel temático. Yo fui un poco el que sugirió el tema del reggaetón porque si escuchas el tema el bajo tiene un rollo como grunge nirvanero, pero la melodía la busqué a lo Rubén Blades; y entonces para hallar un equilibrio, me resultó muy atractivo pensar en un reggaetón pop, atacarlo directamente y conseguir que sonase musicalmente coherente y nada artificioso.
Julio: Otro de los motivos que nos llevó a “Instagramer” es que hay una línea de producción en el disco creada con bases y baterías electrónicas, rollo Prince, y queríamos jugar sobre eso para construir dinámicas y progresiones.
Pablo P. Soriano: Sin embargo, es curioso, cuando la tocamos en los directo, acaba siendo de las más cañeras y con un carácter más power rock.

Por otro lado “The Emperor” también posee elementos electrónicos, aunque creo que esta vez añadiendo un poco de hip hop a la ecuación, y unas cuantas gotas de Beck.
Juanma: Este tema surgió durante una noche que Julio y yo salimos de fiesta, y le dije de grabar un rap sobre una tema instrumental de carácter épico y ritmo lento. La primera vez que lo escuché me recordó a Puff Daddy, pero entiendo que en, el fondo, la canción sí puede tener un cierto espíritu al Beck de cosas como “Milk and Honey”.
Julio: Como guiño deliberado quise meter en “The Emperor” recursos que se utilizan mucho en el hip hop, pero después lo escuchas en acústico y es otro rollo.

¿Vais a seguir con ese ritmo de un nuevo trabajo cada año o va a haber una pausa para ver cómo va evolucionando “Suicide Watermelon Stories” en directo?
Juanma: El problema de siempre es que tampoco podemos vivir en nuestra cúpula de cristal: hay que moverse un poco, sobre todo ahora que tenemos un disco doble con muchas posibilidades.
Julio: Por ahora hemos sacados tres videos para “Plastic Shovel”, “Orange Sun” y “Grey Elephants”, pero se podrían hacer tres o cuatro más y así poder seguir moviendo el disco. Por otra parte, también es verdad es que, a día de hoy, es un funcionamiento muy típico sacar solo un tema con su video, moverlo y ya está. A nosotros nos interesa más hacer una obra con entidad que tenga un sentido, porque hay gente que escucha música de esa manera. Puede que en algún momento también nos interese sacar temas sueltos, pero cuando publicas un disco tienes que dedicarle tiempo, ser un buen padre. A lo mejor, seguramente, ahora es un buen momento para probar el disco, sin quemarlo demasiado, en Valencia o cerca de la ciudad.
Juanma: Sí la última vez que tocamos en Valencia creo que fue en febrero, y, a excepción de “Plastic Shovel”, no tocamos los temas de disco nuevo, así que el concierto en el Loco será la presentación oficial de “Suicide Watermelon Stories”.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest