fbpx

Las heroínas invisibles de Hyuro llegan al MuVIM

por | 19 octubre 2022 | Exposiciones

En el verano de 2020 el arte urbano entraba en el MuVIM y lo hacía en un lugar preeminente dando la bienvenida a todos los visitantes. Vinz, La Nena, Xelon o Barbyturikills han pasado por el Muro del MuVIM que ahora ocupa Disneylexia. Fiel a esta línea, como museo comprometido con la expresión artística del arte urbano, el espacio cultural de la Diputació de València da un paso más dedicando la Sala Parpalló a la obra de la muralista argentina Tamara Djurovic, más conocida como Hyuro, quien nos dejó en noviembre de 2020.

En sus murales encontramos mujeres invisibles, trabajadoras, amas de casa, madres que luchan cada día y que Hyuro visibiliza en escenas sencillas pero que significaban mucho. “Su trabajo es al mismo tiempo íntimo y personal, como público y político. Esto le ha llevado a desarrollar un discurso y un lenguaje necesariamente comprometidos”, indica Amador Griñó, jefe de exposiciones del MuVIM.

Personajes sin rostro, solo siluetas, vestidos… Quizás un recurso para que el espectador se apropie de estas historias, les ponga rostro y empatice con el mensaje. Y es que las personas que vemos en sus paredes no son nadie y somos cada uno de nosotros… “Hyuro no pintó la calle; habló con la calle. Dialogó con todo aquello que nos rodea y que normalmente ni comprendemos. Nos propuso una conversación con nosotros mismos a través de lo que confesaba en sus dibujos”, explica el comisario de la muestra, Juan Luis Toboso.

Argentina de nacimiento, Hyuro recorrió el mundo con su obra pero pasó aquí en València gran parte de su vida, ciudad que tomó como su lienzo predilecto. Una narradora de historias y activista al mismo tiempo y que nos habla, a través de sus murales, del patriarcado, de la libertad, de la lucha por la supervivencia, de la inmigración y de los conflictos que más aquejan a la sociedad.

“Su trabajo es íntimo y muy personal; su universo, inquietante y seductor. Su lenguaje sincero y cercano. Su cabeza son sus manos y su pintura es un regalo para las calles de la ciudad”, bellas palabras con las que Escif la describe. Entre sus muros más icónicos, el que pintó en el barrio de La Punta en 2018 en el que una mujer con el rostro tapado defiende a tomatazos la huerta amenazada por la especulación urbanística, o el homenaje que rindió en El Cabanyal a la activista y teórica del urbanismo Jane Jacobs.

Dibujos, carteles, serigrafías, cuadernos y libretas, registros fotográficos y audiovisuales de sus intervenciones en el espacio público y muchas de sus ideas inéditas conforman la exposición ‘Ejercicios para desarmar el mundo’, que puede visitarse en la Sala Parpalló del MuVIM del 14 de octubre al 4 de diciembre.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest