Los 5 discos valencianos de Diciembre

por | 1 diciembre 2017 | Noticias

DISCOS-VALENCIANOS-DICIEMBRE-BEAT

MODELO DE RESPUESTA POLAR “MÁS MOVIMIENTOS” (ALTAFONTE)

Desde que debutaran con Así pasen cinco años (Limbo Starr, 2012) Modelo de Respuesta Polar han ido puliendo el indie rock de espíritu noventero que vive en sus canciones hasta transformarlo en el vehículo apropiado para transitar por nuevos caminos emocionales. Más Movimientos parece reflexionar sobre aquellas alegrías y dolores que marcan nuestro pasado, pero, a su vez, es capaz de poner una nota de melancólico optimismo a la hora de retratar el presente y cuestionar lo que nos aguarda el futuro: el single “Siempre” se deja embrujar por la festividad de New Pornographers, mientras que baladas como “Deja ir” o “No me falles” aportan fragilidad al conjunto, y la excelente “Sábados” aúna en su melodía el costumbrismo pop de Quique González y la poesía de Eels. Al final un regreso al sonido inicial con “Tu canción”, que conecta con el shoegaze de Los Planetas.

AULLIDO ATÓMICO “DECADENCIA” (DISCOS DE PERFIL)

Aullido Atómico molan a cholón, ya sé que esta no es la frase más sesuda para comenzar una reseña pero es la pura verdad, y al final siempre he creído que todo esto del periodismo musical, y demás maravillosas chifladuras, se reduce a una simple división entre cosas que molan y las que no. Decadencia sigue teniendo ese trash & roll característico de la banda, pero ahora se le ha añadido nuevos detalles que engrandecen aún más su chalado discurso musical: el álbum comienza con la revolución de andar por casa que escupe “Coca Cola Revolution”, y a partir de ahí todo sale propulsado con la fuerza de un huracán; la sorpresa nos asalta con el power pop de “Sueños Recurrentes”, para después adentrarse en terrenos surferos ( “Trópico basura”) o sonidos 50’s (“Muerte a la inteligencia”) y acabar con experimentación garagera (“Dentro del vergel”).

 

HANK IDORY “HANK IDORY” (PRETTY OLIVIA RECORDS)

Antes de comenzar esta reseña quiero mandar un aviso: todas aquellas personas que piensan que el pop ya no es capaz de sorprender ni de regalar momentos maravillosos, por favor, dejad de leer. No merecéis descubrir la inusual belleza que se esconde tras el disco de Hank Idory. A todos los demás, solo puedo aconsejar que os dejéis hipnotizar por unas canciones capaces de transportarnos a ese lugar donde Brian Wilson pasea por la playa en mitad de la medianoche (“Sonodrama”), mientras observa los restos de la nave espacial que Jeff Lynne dejó cuando se estrelló en nuestro planeta (“Lo mejor de mí”). Hank Idory es un auténtico orfebre de las melodías luminosas, y ha hecho un disco en el cual el power pop deja de ser un género musical para convertirse en un estado de felicidad permanente (“Algo está cambiando” “Hoy empieza todo”). Fetén.

CHLOE’S CLUE “PANORAMA” (AUTOEDITADO)

Hidden Rhythms (2014) fue una interesante carta de presentación por parte de Raquel Adalid. Transpiraba amor por un indie folk de corte resplandeciente, el cual vuelve aparecer en su segundo trabajo, aunque esta vez cargado de nuevos matices que convierten Panorama en un paso importante en la evolución musical de la artista. De esta forma asistimos a la aparición de una evocadora sensualidad latiendo en los corazones de “Visions and Versions” y “Velvet Sofa” (como salidas de algún episodio perdido de Twin Peaks), mientras que otros temas parecen estar engalanados con una sobrecogedora elegancia (“Pain Boutique”). Una increíble agudeza de Chlöe´s Clue para adentrarse en diversos terrenos pop que van desde los sonidos ochenteros de “Dibidáa” hasta las destacables melodías protagonistas de “Rumours from a Room” o “Cafe-bar 2000”.

AMBROS CHAPEL “PORTRAITS” (HARMONY/FLOR Y NATA)

Tres años después de The Last Memories, Ambros Chapel regresan con su trabajo más enérgico. Portraits muestra de manera efectiva el talento del grupo a la hora de manejar oscuridad y melodía: “Whiskey” flota entre el vaporoso recuerdo de The Church o los primeros The Cure, mientras que “Glassvegas” nos remite a la retorcida poesía de Nick Cave. Sin embargo, también nos encontramos con una extraña luminosidad que contrasta con los temas anteriores, por ejemplo la intensidad de “Mental” encierra cierta esencia glam que recuerda a los Suede más eléctricos, y con “Beirut” el grupo consigue regalarnos una pieza que aúna sensibilidad e hipnótica belleza. Ambros Chapel han vuelto a demostrar que saben cómo moverse en medio de una cierta épica capaz de sonar apasionada pero no grandilocuente: “Wonder Why” o “In The Fall”.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en primavera

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest