Niño de Elche, cantaor contracultural

por | 21 febrero 2016 | Cultura pop

Niño de Elche con “Voces del extremo” (Telegrama Cultural, 2015) ha sido capaz de poner de acuerdo a los medios, la crítica y el público, se le ha considerado de forma casi unánime como uno de los trabajos más importantes del pasado año.

niño-de-elche-valencia

Francisco Contreras (Elche, 1985) para su cuarto trabajo se ha rodeado de amigos para construir un álbum –editado en CD y doble vinilo, todo bajo licencia Creative Commons como sus obras anteriores– que “desafía el presente estado de cosas, su indignidad y su orden policial, mostrando algunas señales, algunas líneas de confluencia para los que apuestan por vivir entrelazados mientras recorremos la senda de la desobediencia” escribe Antonio Orihuela en el texto la presentación. Se grabó en el estudio La Mina de Raúl Pérez en enero de 2015, y la parte musical ha corrido a cargo de Daniel Alonso (productor del disco) y Darío del Moral de la banda andaluza Pony Bravo.

En “Sí, a Miguel Hernández” (2013), su disco anterior, cantó con texturas sonoras flamencas los versos del poeta de Orihuela desde un punto de vista heterodoxo, hizo una obra multidisciplinar en la que incluyó recitados con las voces de Manuel Gerena, Pablo Guerro, Amancio Prada, Marco Ana, Vicent Camps y Gernando González Lucini,… Además, publicó un periódico de 16 páginas denominado “S.A.M.H.” y dirigió el documental “Sobre MH”. En “Voces de extremo” recurre a escritores que se enmarcan en la denominada poesía de la conciencia, además de Antonio Orihuela aparecen poemas de Francisco Falcón, Jorge Riechmann, Antidio Cabal, Inma Luna, José Luis Checa, Begoña Abad, Enrique Falcón, Bernardo Santos y Conrado Santamaría.

Su cante es transgresor. Reniega de las etiquetas, y de las comparaciones con otros artistas flamencos comprometidos. Niega que haga flamenco –no se rige por los palos clásicos del género–, es un cantaor atípico al que se le compara con Enrique Morente (por incluir el rock y romper moldes estéticos) o con El Cabrero (por sus letras de compromiso social). Ha colaborado con la joven cantaora onubense Rocío Márquez en “El Niñó” (Universal Music, 2015) una de las la revelaciones del flamenco actual, en “Los esclavos”, una de las piezas singulares del disco. 

Explica Orihuela en la carpeta del álbum que en los tiempos que vivimos “de conformismo, de sumisión, de miedo, alienación y embrutecimiento generalizados, ‘Voces del extremo’, fue creciendo desde la común fraternidad, desde el ocio, el juego, la fruición estética, la cooperación, los cuidados, los vínculos, los afectos, el amor, la realización personal y colectiva, del disfrutar de todos esos bienes inmateriales y ajenos al consumo que son los que verdaderamente dan el nivel de vida de cada uno y de cada uno en relación con los que le rodean”. Los conciertos con su trío habitual, junto a Raúl Cantizano y Dario del Moral, son una apasionada combinación de sentir flamenco, poesía, performance, improvisación, canción de autor, rock y electrónica, una alquimia sonora que sacude las conciencias.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en primavera

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest