fbpx

Noa: «Tengo la esperanza de que el nuevo gobierno, que incluye a laboristas y a Meretz, con muchas mujeres y un partido árabe, sea el precursor del cambio en Israel»

por | 28 junio 2021 | Entrevistas

El próximo viernes, 2 de julio, la cantante israelí Noa actuará en los Concerts de Vivers de València. En su directo interpretará una selección de temas de toda su trayectoria con una atención especial a sus dos últimos proyectos, Letters to Bach, donde ha puesto letra en hebreo e inglés a conocidas melodías del maestro barroco, y Afterallogy, donde ha incluido estándares de jazz. Hemos hablado con ella de estos últimos proyectos profesionales y del final de la era Netanyahu en Israel.

Vuelves a España para presentar tus dos últimos discos. En Letters to Bach te introdujiste en la inabarcable obra de uno de los grandes compositores de la historia de la música. ¿Cómo fue el proceso de adaptar a Bach?

No cambiamos los arreglos en absoluto, no añadimos instrumentos o ritmos modernos. Lo que hicimos fue interpretar piezas que no estaban escritas para voz y guitarra, así que fue un reto aprender a tocarlas y cantarlas. Creamos arreglos especiales para la guitarra, manteniéndonos estrictamente fieles a como Bach escribió originalmente, y lo más importante: la letra. Me lo pasé muy bien escribiendo estas letras, encontrando la manera de lidiar con la velocidad y la dificultad casi imposibles de las frases y, sin embargo, impregnándolas de significado, profundidad, relevancia y, a menudo, también de humor.

Y también, Afterallogy, un disco de estandars de jazz, con Gil Dor a la guitarra, que es otra aproximación a lo clásico, porque ¿Cole Porter podría ser el Bach de la música popular contemporánea?

Veo Afterallogy como una continuación directa del proyecto Bach, en el sentido de que en un mundo posmoderno, en el que la meritocracia es constantemente atacada, estamos rindiendo homenaje a los grandes escritores clásicos, arrodillándonos ante ellos y elevándolos, obteniendo inspiración de ellos, al tiempo que aportamos algo de nuestra propia voz. En Bach eran las letras. En este álbum también hay letras originales (como en Anything Goes y Letter from Home), partes nuevas (como en Masquerade) y piezas completamente originales (como Waltz to Neta de Gil Dor y Eyes of Rain que escribí yo).

¿Cómo será el concierto en València? ¿El repertorio se centrará en los nuevos discos o harás un repaso de tu carrera? ¿Te acompañarás de una gran banda acorde al repertorio jazzístico de Afterallogy?

Gil y yo iremos a Valencia con un gran pianista, llamado Ruslan Sirota, músico ganador de un Grammy, al que adoramos. El concierto se hará en trío. Presentaremos piezas de Afterallogy, junto con canciones de toda nuestra carrera, con especial atención a las canciones del álbum Noa, producido por Pat Metheny (hay una clara línea que conecta estos dos álbumes), y algunas de nuestras canciones en español (canciones que he escrito y fueron traducidas, como Otra Vez, y Tu y Yo, además de la maravillosa canción de Serrat, Es Caprichoso el Azar) y, por supuesto, ¿quién puede terminar el concierto sin La Vida es Bella? También interpretaremos una hermosa pieza escrita por Ruslan, con letra de mi autoría. Para mí, es uno de los momentos culminantes de la noche.

Tu actuación en la Gran Fira de Juliol de València será la única de un artista internacional de todo el ciclo. La pandemia ha hecho difícil que los músicos puedan actuar fuera de su propio país. ¿Cómo has vivido personal y laboralmente esta crisis sanitaria mundial?

Fue un año extraño, pero finalmente, bueno para mí. Después del shock inicial, disfruté mucho quedándome en casa con mi marido y mis hijos. Y dando largos paseos por la playa donde vivo. Gil y yo grabamos Afterallogy, e hicimos muchos conciertos en casa, transmitidos en directo, algunos para recaudar dinero para diferentes causas, incluso ayudando a recaudar dinero para el sistema hospitalario de Madrid cuando estaban en lo más profundo de la crisis. Estamos orgullosos de haber podido ayudar a nuestros amigos en España en un momento difícil. Escribí una canción especial para ese concierto en casa, y abriré el concierto en Valencia con ella.

Israel fue el país que inició la primera campaña masiva de vacunación tras un acuerdo prioritario con una multinacional farmaceútica. El gobierno de Netanyahu pensó que electoralmente también sería útil, pero tras doce años, y el último conflicto armado en Gaza, Netanyahu ya no está en el gobierno. ¿Cómo valoras la campaña de vacunación? ¿Y el fin del gobierno del Likud?

La campaña de vacunación fue excelente. La guerra de Gaza fue una catástrofe, como todas las guerras del mundo. La violencia nunca es la respuesta. Este año, cientos de miles de ciudadanos israelíes se manifestaron contra el gobierno corrupto de Netanyahu. Gil y yo estuvimos allí todo el tiempo. Fuimos uno de los únicos grupos de artistas que alzaron la voz, cantando en todas las manifestaciones, y estoy muy orgullosa de ello. Finalmente conseguimos librar a Israel del control de Netanyahu. Tuvo algunos logros, pero el daño que hizo fue tan enorme que los logros se pierden como gotas en el mar. Su régimen maquiavélico de doce años estuvo plagado de incitación al odio, mentiras, manipulación, intrigas y, lo peor de todo, racismo. Ahora que por fin nos hemos librado de él, Israel ha respirado aliviado.

En España se asocia tu excelente trayectoria musical con un compromiso humanista, que también es político, en busca de una solución pacífica al conflicto. Pero parece que en las últimas décadas las posiciones políticas que buscan diálogo o construir puentes (la sociedad civil progresista o la izquierda israelí) no son capaces de alcanzar el poder político en Israel. ¿Por qué ha sucedido esto?

Es complicado. Demasiado complicado para responder en una entrevista. Basta con decir que ningún hombre o país es una isla, que Israel forma parte de un mundo cambiante, digital, impulsado por los medios de comunicación, lleno de noticias falsas, radicalización, extremismo, supremacismo, fervor religioso que se levanta ante las incertidumbres, miedo en general y otras formas de debilidad humana. Pero donde hay vida, hay oportunidad y nuevas fuerzas surgen constantemente. Es mejor centrarse en el presente. Tengo la esperanza de que este nuevo gobierno, que incluye al Partido Laborista y a Meretz (izquierda progresista), que tiene muchas mujeres en puestos clave, y que incluye un partido político árabe por primera vez en la historia de Israel, sea el precursor del cambio. El cambio es siempre un proceso y creo que estamos en el buen camino.

Noa. Foto: Ronen Akerman.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest