fbpx

Promoción de conciertos y gestión de salas: Loco Club

por | 11 octubre 2017 | Entrevistas

Lorenzo Melero fundó la promotora de conciertos Alta Tensión en 2002. Muchos de sus grupos favoritos iban a Madrid, Barcelona e incluso a Castelló pero no pasaban por València. Otro de los socios, Vicente Maicas, ya estaba trabajando con la sala Quatre de València y había traído a grupos como Sloan o Los Protones. Allí se conocieron y junto a Miguel Miravet crearon Alta Tensión. Desde 2009 gestionan Loco Club, uno de los espacios más relevantes para la música en directo de la ciudad.

loco-club-salasMiguel Miravet, Jim Kendzor (Blue Ash) y Lorenzo Melero.

 

¿Cuál fue el primer concierto que llevó a cabo la promotora?
Fue en julio de 2002 en el antiguo Roxy y trajimos a Bronco Bullfrog, La Granja y a Gas. A partir de ahí empezamos a encadenar uno o dos conciertos al mes. Durante aquellos años trabajamos con muchas bandas locales, por ejemplo Landy, que fue uno de los primeros grupos de Miguel Ángel Landete, o con Señor Mostaza. Éramos un grupo de amigos que hacía lo que podía, cada uno con su trabajo, colaborando con músicos que nos gustaban; así estuvimos desde el 2002 hasta el 2009. Aquellos primeros conciertos los hicimos fundamentalmente en Matisse y Wah Wah. Recuerdo a Bryan Estepa con Santi Campos, a Kurt Baker, un tío especial y muy divertido, y el disco que presentaron los Leftovers ese día, “Eager to Please”, era buenísimo aunque me chocó que no quisieran hacer prueba de sonido, a ellos les bastaba con que hubiera electricidad, al final les tuve que obligar, y probaron una canción, precisamente, “Walking Out On Love” de The Beat.

Os habéis especializado en la escena power pop.
Si te fijas en el cartel del Melody Makers!, y en la nota de prensa, el concepto power pop no aparece. Y no es porque no nos identifiquemos con esa etiqueta, que nos gusta, sino porque parece que da mala suerte bautizar algo con ese nombre, y la gente le tiene un poco de ojeriza. Se habla de blues rock, soul o rock americano pero con el power pop nos encontramos con un problema: siempre se le ha considerado demasiado blandito para el rock y demasiado duro para el pop. Aunque el power pop, al final, son melodías con guitarras, es decir la base de casi toda la música. Sinceramente al final nosotros hacemos lo de “Melody Makers!” porque todo se basa en la melodía, aunque esta pueda ser un poco más punk o más rock o más soul. Está claro que, a la hora de crear melodías, lo difícil es conseguir eso que te engancha, que te llena y dices: “esta canción me encanta”. Yo sigo creyendo que el pop de guitarras le gusta a todo el mundo; le pones una canción de Paul Collins a alguien y nadie te dirá que es un coñazo, incluso he hecho fiestas de rollo garage, y toda la gente se ha vuelto loca cuando he pinchado un himno como “Rock´n´Roll Girl”.


Puede que el público se haya acomodado un poco, y ya se sabe que una de las principales quejas es su falta de interés en descubrir cosas nuevas: puedes traer a The Long Ryders tres años seguidos y vendrá mucho público, o a los Dictators cincos años seguidos y llenarán la sala, pero luego hay gente incapaz de echarle un vistazo a la programación para descubrir algún grupo y escucharlo. Sin embargo, no se trata de echar la culpa al público, simplemente cada uno tiene sus propios intereses, hay algunos que prefieren descubrir algún  restaurante nuevo o ir al cine, antes que ir a conciertos; mientras que otros se han  quedado en Dire Straits o Queen, y solo van a los tributos.


 

Desde hace unos años también diriges Loco Club. ¿Qué es lo que te llevó a querer trabajar en una sala de conciertos?
Desde 2009. Siempre había querido programar en una sala pero por las circunstancias (trabajo, familia) no había sido posible, y surgió la posibilidad de entrar en el Loco, así que nos liamos la manta a la cabeza, y comenzamos esta locura. Sinceramente nos venimos aquí sin tener ni idea de lo que era programar todos los fines de semana, gestionar un bar… Pero en diciembre ya llevaremos ocho años aquí.

¿Cómo ves en Valencia la asistencia de gente a los conciertos?¿Es el público valenciano un poco perezoso a la hora de disfrutar de la música en directo?
No creo que sea cuestión de pereza, cuando haces cosas que al público le interesa este suele responder. Otra cosa es que siempre hay conciertos que captan menos interés, aunque, posiblemente, si la gente conociese al músico o grupo que va a tocar, por lo menos se interesaría por el concierto, pero ahí ya entramos en temas de difusión y demás: nosotros somos una sala mediana, y no tenemos acceso a unos medios publicitarios brutales ni para contratar a grupos gigantescos ni parar poner publicidad en todos los sitios. Por otra parte, puede que el público se haya acomodado un poco, y ya se sabe que una de las principales quejas es su falta de interés en descubrir cosas nuevas: puedes traer a los Long Ryders tres años seguidos y vendrá mucho público, o a los Dictators cincos años seguidos y llenarán la sala, pero luego hay gente incapaz de echarle un vistazo a la programación para descubrir algún grupo y escucharlo. Sin embargo, no se trata de echar la culpa al público, simplemente cada uno tiene sus propios intereses: hay algunos que prefieren descubrir algún restaurante nuevo o ir al cine, antes que ir a conciertos; mientras que otros se han quedado en Dire Straits o Queen, y solo van a los tributos.

locoLa compositora canadiense de country Whitney Rose y Lorenzo Melero.

 

En Alta Tensión también habéis apostado por dar visibilidad a la escena country rock y folk americano.
No solo vivimos del pop de guitarras, cuando me ofrecieron a Daniel Romano, que actuará aquí el próximo 20 de octubre, tuve un flechazo: no lo conocía, escuché una canción y dije “este hombre es un genio”; así que empecé a investigar; por un lado sus primeros discos sí son muy country, al estilo Gram Parsons, pero en su anterior visita ya pudimos observar que había evolucionado hacia un sonido más guitarrero, muchos lo comparan con la época más eléctrica de Bob Dylan. En Alta Tensión nos gusta mucho el rock americano, el sonido americana o el country, además en España hay muchas promotoras que están apostando por este tipo de música, y la verdad es que tiene mucho tirón: a un grupo de power pop reconocido le puede costar atraer a gente, sin embargo uno de country tiene mucho más poder de convocatoria y es más accesible.

Siempre habéis apoyado a las bandas locales, como Star Trip que estarán tocando en vuestro aniversario. ¿Se podría hablar de una escena power pop en valencia?, ¿qué grupos destacarías?
Aquí hay muchos grupos de pop de guitarras, por ejemplo Vicente Prats de Star Trip y su compinche Rafa Navarro, son dos genios a la hora de crear canciones que es lo más importante para nosotros. También está El Inquieto Roque, y a Señor Mostaza no lo incluiría como power pop pero Luis Prado tiene un sonido especial, y una canción suya es fácilmente reconocible, además sus letras y melodías son maravillosas, en realidad es uno de los grandes enigmas musicales de este país: ¿cómo es posible que Señor Mostaza no haya triunfado a nivel comercial en toda España? Por otro lado dentro del cartel del Melody Makers!, además de Star Trip, también actúa Hank Idory, que es el nuevo proyecto de Juancho Alegrete, y su primer disco, que va a ser publicado por Pretty Olivia Records, es una barbaridad, una maravilla hecha con elegancia que debería gustar a todos, desde el indie hasta a los que sons fans de las melodías más blanditas.

¿En todos estos años qué concierto recuerdas con más cariño?
Para nosotros lo más especial e increíble fue traernos a Teenage Fanclub. Fue en 2010 y ese concierto fue acojonante, miro los videos en Youtube de aquella noche, y solo me puedo fijar en la cara de felicidad de la gente que vino. Ahora sería casi imposible traernos al grupo, pero en aquel momento aprovechamos la oportunidad.

En el Melody Makers! actuarán Feedbacks, un grupo que siempre ha estado ligado a la promotora.
Es uno de mis grupos favoritos, los sigo desde sus primeros singles y siempre que hemos podido los hemos traído a Valencia, también los he seguido allá donde han tocado (Felipop, Fuengirola). En esta ocasión celebrarán su vigésimo aniversario y va a ser muy especial, porque tocarán canciones de sus primeros discos, cuando tenían un sonido más punk pop, y seguro que cae ese temón que es “The Girl”. Además cada vez que han venido aquí han hecho unos conciertos brutales, y trayéndose a gente como Ángel Kaplan u Octavio Vink. Cada uno tiene su debilidad y el mío son los Feedbacks.

¿Qué otras propuestas vamos a poder ver en el XV aniversario de Alta Tensión?
Los australianos The Stanleys tocarán el jueves 12 en un concierto gratuito, y por otra parte el viernes contaremos con Salto, cuyo primer álbum es rollo americana con puro sonido a Big Star o Jayhawks, y, según me han comentado, su nuevo trabajo, “Far From The Echoes”, es muy bueno, con toques de Brian Wilson y los Beach Boys. También nos visitará Bill Ricchini de Summer Ficition, cuyo primer disco ha sido editado también por Pretty Olivia y hará un acústico en solitario; y como representación escocesa tendremos a Dropkick y Attic Lights, siempre me pregunto qué es lo que les dan a los escoceses para que surjan tal cantidad de grupazos haciendo ese pop que tanto nos gusta.

La guinda a la celebración será el concierto de los míticos Cánovas, Adolfo y Guzmán. ¿Cómo se ha fraguado esta reunión?
Como dice una canción de Solera son “una singular debilidad” para nosotros y queríamos traernos a Cánovas, Adolfo y Guzmán. Rodrigo ya hace tiempo que no actúa con ellos. En realidad nos hicimos muy amigos de Guzmán: hace unos diez años, lo conocimos gracias a su mujer en el foro de Power Pop Action; y cuando este verano estuve comiendo con él en la playa, le propuse el concierto, porque si hay un grupo mítico en España en cuanto a melodía, son ellos, son nuestros Badfinger o Crosby, Stills, Nash & Young.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest