The Dictators, protopunk seminal

por | 16 octubre 2014 | Cultura pop

1975. Mientras un veterano como Bob Dylan publica “Blood On The Tracks” o Queen alcanzaba el éxito masivo con “A Night At The Opera”, desde la ciudad de Nueva York empieza a cocinarse algo muy básico, potente y divertido como respuesta a un panorama que ya empezaba a dar síntomas evidentes de anquilosamiento. Algo que un par de años más tarde sería conocido como punk, aunque no adelantemos acontecimientos.

dictators en loco club de valenciaAntes de que surgiese la etiqueta de marras, aparece “Go Girl Crazy!”, un desparrame de 35 minutos de duración a cargo de unos tales The Dictators. Los temas, excepto un par de versiones (California Sun y I’ve Got You Babe) vienen firmados por el bajista, teclista y cantante Andy Shernoff, y conforman un álbum que trata de recuperar el espíritu lúdico y hedonista de los tiempos originales del rock and roll, con mucho, mucho sentido del humor. Una senda que recorrerían poco más tarde grupos como The Ramones. Dos años después, se edita “Manifest Destiny”, con Shernoff pasando a los teclados en un disco que presenta un sonido menos primitivo y más comercial que el anterior. Pese a que el álbum obtiene una mejor acogida que su predecesor, se les resiste un éxito que ya empiezan a saborear algunos de sus contemporáneos en plena explosión del punk. Las entradas y salidas de miembros que van y vuelven a la banda son constantes, aunque se preserva la espina dorsal que forman Shernoff y el otro cantante, Handsome Dick Manitoba. Su tercer álbum, “Bloodbrothers” (1978), supondría su canto de cisne discográfico hasta que presenten “D.F.F.D.” el año 2001. Como curiosidad, “Bloodbrothers” contiene la participación no acreditada de Bruce Springsteen en la canción “Faster & Louder”. Tras esto, un álbum recopilatorio (amén de un par de nuevas canciones y versiones de The Velvet Underground, y Mott The Hopple) editado en 1981 con el significativo título de “Fuck’Em If They Can’t Take A Joke”.

Después de haber dejado pasar de largo los años 80, conscientes que no tenían una mano ganadora en la década en la que se jugó la gran partida del heavy metal, Manitoba y Shernoff vuelven a la carga con Manitoba’s Wild Kingdom firmando el disco “….And You?”. Álbum que tiene una buena acogida, pero que una vez más no obtiene los resultados esperados. Aun así, en los 90 llega, contra todo pronóstico, el reconocimiento largamente esperado. Es con la explosión de los nuevos grupos de punk a mediados de la década (Offspring, Green Day…), cuando una nueva generación, tanto de músicos como de fans, giran la vista hacia las raíces de todas esas nuevas bandas y se topan irremediablemente con el insustituible legado de The Dictators. Aun sin la presencia de Andy Shernoff, tendremos una nueva oportunidad para disfrutar de una banda que se ha convertido por méritos propios en mito y leyenda del rock and roll. Viva Dictators!

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest