Triángulo de Amor Bizarro, alquimia perversa

por | 23 febrero 2015 | Cultura pop

Partiendo de una nube de guitarras enmarañadas, a caballo entre la psicodelia y las atmósferas oscuras de My Bloody Valentine, estos gallegos han construido un discurso que no concede pausas y sacude sin ningún respeto al oyente. 

triangulo-de-amor-bizarro-valencia-wah-wah-club

En 2007 con El Hombre del siglo V nos sumergían en un universo a la deriva, sacudido por guitarras volcadas en provocar efectos perturbadores. Melodías apenas esbozadas se retuercen entre espinas: “Para los seres atados (a las condiciones terrenas)” parece un hijo no deseado de The Pains of Being Pure at Heart a la búsqueda de la inmolación emocional; “Isa Vs. el Partido Humanista” se convulsiona bajo las embestidas galopantes de la batería; y aullidos que Sade hubiera aplaudido atacan la ortodoxia cristiana en “Mal como el efecto de la mala voluntad”. Experimentos dadaístas armados con una bayoneta.

Una brecha en la que cavarán más profundamente en su siguiente disco Año Santo, que, coincidiendo con el Año Santo Xacobeo 2010, prolonga su vocación sacrílega. Entre la mugre de The Jesus and Mary Chain y ecos de Cocteau Twins, nos seducen con guitarras lúgubres que sepultan historias que no deberíamos escuchar: “De la monarquía a la criptocrácia” o “Super Castelvania” trazan un universo inquietante pero de un magnetismo imperioso. Canciones en las que podemos reconocer los espacios infecciosos y las adolescencias averiadas de las viñetas de Charles Burns.

No es de extrañar que este delirio encontrara acomodo entre las imágenes desbordantes de Jodorovsky. Poniendo música a su mundo cinematográfico surgió el germen de su siguiente aventura, Victoria Mística (2012). Atmósferas chirriantes erizan “Robo tu tiempo”, y ecos de la Velvet Underground se imponen en “Ellas se burlaron de mi magia”. A la espera de nuevos canciones, que afirman no tardarán llegar, el 27 de febrero en sala Wah Wah nos podremos dejar arrastrar por la alquimia perversa que hizo fermentar las reverberaciones de Estrellas Místicas.
http://youtu.be/EXo3rwSxIE4

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest