fbpx

Una rareza del neoclasicismo tardío

por | 15 febrero 2021 | Conciertos

El Palau de les Arts, a pesar de afrontar una temporada difícil debido a las imprevisibles circunstancias que impone la actual pandemia, ha conseguido armar, con su director artístico Jesús Iglesias Noriega a la cabeza, una programación marcada por la excelencia. La temporada ahonda con coherencia en las líneas planteadas en los años precedentes.

La apuesta por el repertorio contemporáneo se tradujo en la llegada en octubre, por primera vez en un teatro español, de la aclamada “Fin de partida”, ópera en la que el húngaro György Kurtág pone música al texto de Beckett. El compromiso con la música española se renueva con “El barberillo de Lavapiés” o “L’isola disabitata”. Mientras que el regreso de Wagner con la majestuosa “Tristán e Isolda”, y el díptico verista formado por “Pagliacci” y “Cavalleria rusticana” constituyen citas tremendamente poderosas. El barítono Christian Gerhaher, la soprano Sonya Yoncheva, o el bajo René Pape serán algunas de las luminarias que pasarán a lo largo de lo que queda de temporada.

Del 13 al 21 de febrero Les Arts nos brinda una rareza del neoclasicismo tardío, “L’isola disabitata” de Manuel del Pópulo Vicente García (1775-1835). El sevillano es hoy más recordado como tenor (cantó en el estreno algunos de los roles protagonistas más emblemáticos de Rossini, desde “Otelo” a “El barbero de Sevilla”), y por ser padre de María Malibrán, puede que la soprano más aplaudida del siglo XIX. Con esta ópera, basada en un texto de Metastasio del que antes se sirvió Haydn, se reivindica la vigencia de su música, apuntalada en lo escénico por Emilio Sagi, que tan buen sabor de boca ha dejado siempre en Valencia.

 

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en primavera

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest