fbpx

Alberto Montero, cuando el agua suena

por | 12 diciembre 2015 | Cultura pop

Quien diga que está todo inventado en la gama del pop folk miente y es precisamente Alberto Montero el que podría desmontar esta hipótesis. Que en un terreno más que invadido se pueden trazar caminos nuevos y estos nunca serán iguales que los otros. Que en un campo donde la creación de imágenes está reservada prácticamente a la literatura se puede añadir el embelesamiento de unas notas musicales para que nazca un viaje interior maravilloso.

alberto-montero-valencia-concierto

Es precisamente Alberto Montero el que sabe cómo hacerlo y lo presenta en su nuevo trabajo: una obra compleja que no busca la exclamación pero de una honestidad que atrapa. Arco Mediterráneo (BCore, 2015), es un relato continuo con catorce paradas pensadas al milímetro. Es sentarse delante de un antiguo proyector el cual va pasando fotografías de tiempos vividos cada una con una distinta carga emocional. El viaje al atardecer por una carretera secundaria, la escapada a aquel pueblo de costa en temporada baja, las cajas llenas de recuerdos apiladas en un rincón del trastero. Paisajes de árboles tropicales, colores cambiantes según la luz del sol y aves de paso. A veces mediterráneo con sonidos iluminados por rayos del mediodía y olor a madera y sal, a veces tropical con elementos naturales y la presencia de una legión de cangrejos y escorpiones.

Alberto bebe de la psicodelia pero con una evolución evidente en su sonido que supera la sencillez de todo lo anterior. Suena a instrumentación completa que nos envuelve a traves de sacudidas emocionales como “Tormenta Circular” o “Vendaval” y el viaje se vuelve a hacer tangible en las versiones más pop con “Madera Muerta” o “Cuando el Aire Resuena”. A la vez regresa al minimalismo con el puzzle de tres piezas que conforman “Arco Mediterráneo I”, “Arco Mediterráneo II” y “Arco Mediterráneo III” para aterrizar en América del Sur de la mano de “Santiago de Chile” o “Viajeros”. Guitarras cristalinas, pianos y cuerdas dulces hacen que Montero pinte a los lugareños y sus emociones a través de un pasaporte personal en el que va sellando viajes de letras más que trabajadas.

Tras su anterior disco mayúsculo, Puerto Príncipe (BCore, 2013), el del Puerto de Sagunto ha decidido seguir contando con los mismos colaboradores, Román Gil a la guitarra, Xavi Muñoz al bajo y Marcos Junquera que ha vuelto a ocuparse de las baterías. Con su propio “corredor Mediterráneo” las localizaciones para la grabación se han movido entre Valencia, Villareal y Barcelona, donde Montero reside desde hace unos años.

Con fecha ya cerrada para la presentación del disco en ciudades como Toledo, Pontevedra, A Coruña, Vigo y Madrid, la atmósfera personalista de Alberto llegará el 16 de diciembre al 16 Toneladas en Valencia, está vez con la compañía de Ramírez.

https://www.youtube.com/watch?v=I0vBoSd7fE8

Fotos: Patricia Gázquez

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en primavera

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest