De Whitney Rose a The Dictators NYC…

por | 31 marzo 2017 | Cultura pop

Marzo pasó, y con él ese pequeño infierno en la tierra que engulle nuestra querida ciudad a base de fritangas y un petardeo constante, capaz de trastornar al más equilibrado de los sistemas nerviosos. Ahora, toca hacer recuento de las neuronas supervivientes y para ello, nada mejor que retornar al seno de esos templos de la cultura contemporánea que son las salas de conciertos. Así pues, vamos a ir abriendo el apetito con las propuestas que nos ofrecerá el Loco Club en el mes de abril.

LOCO-ABRIL-2017

La primera cita ineludible la encontramos el sábado 1 de abril, con la actuación de los valencianos Star Trip. El grupo liderado por Vicente Prats ha tomado carrerilla después de unos años de trayectoria intermitente, en los que parecía que el proyecto caería en dique seco. Sin embargo, gracias al impulso de la discográfica alicantina Pretty Olivia Records y la publicación de los elepés Vicente Prats (2014) y Star Trip (2015), la banda ha resurgido con fuerza. De esta forma, nos reencontramos con un grupo que desde sus comienzos nos han regalado unas esplendorosas canciones, en las que las melodías luminosas, las voces cristalinas y los punzantes riffs de guitarra, transportaban al oyente a los momentos más soleados del power pop de los 90’s; con Teenage Fanclub y Fountains of Wayne como principales luminarias.

https://www.youtube.com/watch?v=WGGLxviwTJY

Siguiendo con bandas que juegan en casa, nos encontramos con el concierto que ofrecerán Sokolov junto con unos renovados Lülla el sábado 8 de abril. El grupo liderado por Mireia Pérez y Assad Kassab es, sin duda, uno de los más originales y divertidos que podemos encontrar por estos lares; con un repertorio que se atreve a tocar los palos más variados, desde el glam rock o el bubblegum, hasta el post-punk y el rock más nervioso, todo aderezado con unas fantásticas letras que transitan entre el costumbrismo y lo surrealista. Por su parte, los veteranos Lülla inician una nueva etapa tras la salida de la que hasta ahora era su vocalista y letrista, Carolina Otero. Sin nadie que lleve la voz cantante, el grupo ha mutado en planteamiento totalmente instrumental; un interesante cambio de rumbo que debería mantener nuestra atención en el futuro una banda que ha editado alguno de los mejores discos valencianos de los últimos años.

Otra de las fechas marcadas en rojo en nuestra agenda es la que nos traerá de vuelta al grupo madrileño The Limboos el viernes 7 de abril, cuya refrescante fórmula a caballo entre el rhythm & blues, el rock ’n’ roll clásico y los ritmos tropicales, el convirtió en una de las más excitantes revelaciones de los últimos años. Ahora regresan con disco nuevo bajo el brazo, el flamante elepé Limbotica (Penniman Records, 2017), que no hace sino acrecentar el entusiasmo de aquellos que disfrutamos como locos con Space Mambo (Penniman Records), mientras profundiza en los hallazgos que les ofrecen los ritmos latinos.

En la misma tónica de bandas que miran hacia las sonoridades más viejunas, nos encontramos con los barceloneses The Sick Boys; quienes debutan en formato largo con Swingin’ and Twistin’, un disco festivo y desenfadado, en el que destaca una fabulosa sección de viento y que promete dejar sin aliento a aquellos que osen acercarse a la pista de baile el sábado 22 de abril.

En cuanto a nombres internacionales, nos encontraremos el domingo 9 de abril con The Huntertones, un original combo instrumental que fusiona jazz con funk y hip hop y se caracteriza por su poco convencional uso del “beat boxing” en la sección rítmica; y con The Dictators NYC de Dick Manitoba el viernes 28 de abril, quienes siguen fieles a su cita anual para traernos la esencia de ese punk ’77 que tanto nos gusta y que nos recuerda que el espíritu del CBGB sigue vivo en temas como “The Next Big Thing” o “Two Tub Man”.

Sin embargo, si hay un nombre que debería sobresalir es el de Whitney Rose, una joven canadiense que gracias a discos tan hermosos como Heartbreaker of the Year (Cameron House, 2015), ha surgido como uno de las artistas más impactantes de la nueva escena country. Con un estilo que bebe de las formas clásicas de Patsy Cline, esta cantante ha sabido encontrar su sello personal gracias a una pátina rock y pop que transita entre la modernidad y la tradición. Dotada con una voz de genuina belleza y acompañada por una banda con nervio y sutileza, el concierto de Whitney Rose promete una velada inolvidable para el miércoles 5 de abril.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest