fbpx

Dúo Caifás: ¡Viacrucistas del mundo, uníos!

por | 10 abril 2017 | Entrevistas

Querida gentuza, decir que dos músicos se han embarcado en un proyecto conjunto atípico puede resultar redundante cuando estamos hablando de Gilberto Aubán (Gilbertástico, Meridian Response) y de Antonio J. Iglesias (Dwomo, Le Grand Miércoles). Hace ya algunos años que dos de los francotiradores más inquietos y heterodoxos de la escena musical valenciana decidieron reconvertirse durante la Semana Santa en el Dúo Caifás, dedicado a representar en formato acústico ni más ni menos que una de las más legendarias óperas rock de la historia: Jesucristo Superstar. Con el paso de los años, su representación ha ido ganando adeptos hasta convertirse en una cita obligada. Charlamos con este particular dúo para que nos expliquen con detalle en qué consiste el proyecto.

¿Cómo y de qué manera surge el Dúo Caifás?

Antonio: Lo tarareábamos juntos a menudo, vimos que tenía peso biográfico en ambos y decidimos expresar nuestra pasión por un disco al que le debemos grandes momentos. Algo de arrojo también había…Ver las reacciones es muy revelador.

Gilberto: Un día surgió ir a tocar a un restaurante, el Pata Negra de Benimaclet. A Toni se le ocurrió que lo pertinente era hacer como pudiéramos las canciones del musical, dado que era Jueves Santo, en un guiño a nuestra afición y al calendario. Aquel día fue bastante sui generis, el germen de lo que sería el Gira Crucis los siguientes cinco años.

¿Qué veíais en Jesucristo Superstar para arriesgaros a reinterpretarla? ¿Cuándo descubristeis la obra original y qué impresión os causó en su momento?

A: Ante todo un puñado de buenas canciones, también ese punto subterráneo que une a mucha gente independientemente de sus gustos actuales generación tras generación. El haber estudiado en colegio católico (ambos, sí) también nos posiciona para abordarlo con más morbo, humor y riesgo. Y algo de rebeldía también. Yo la descubrí en el cine, después en cassette la versión española y me chocó que existiese algo así, eso despierta curiosidad e invita a otra visión que es lo interesante. También el concepto de un musical en la época, ese Judas negro corriendo ante los tanques, una modelo venezolana haciendo de María Magdalena, ese Herodes histriónico-gay…había transgresión. Eso fue muy cautivador, incluso décadas después mantiene viva esa llama de algún modo.

G: Yo la escuché en el asiento trasero del Opel Record de mis padres cada verano al ir al apartamento. Más o menos daba tiempo a oír un disco a la ida (es un doble LP) y el otro, ya a finales de agosto, a la vuelta. Fueron muchos veranos y el álbum al fin y al cabo estaba en casa, y con letras: podíamos hacer el teatrillo y reírnos un rato. Imaginarse toda la historia viendo pasar el paisaje a través de la ventanilla era mi pasatiempo del inicio y fin de las vacaciones. Curiosamente coincidía la crucifixión con la entrada a Valencia el 1 de septiembre.

¿Vuestra intención era, tal y como pretende la obra original, desacralizar de algún modo una historia tan religiosa?

A: Nuestra intención era ante todo interpretar esos temas en un formato libre y asequible y divertirnos, por supuesto. También respetar la idea inicial de la obra de mostrar otra visión de la historia.

G: Creo que respetamos bastante el mensaje de la obra original pues no cambiamos ni una coma de la adaptación española. Sin embargo, hay que escuchar las interpretaciones metafóricas de Antonio, la misma historia pasada por el filtro de su mente loca y elegante resulta más divertida, explica un poco entre canción y canción lo que va a pasar.

¿Resultó muy complicado adaptar una ópera rock a un formato acústico de tan solo dos músicos?

A: Ahí está el reto cuyo resultado ha cautivado a fieles año tras año. El adaptar una ópera rock que, aparte de la película, sólo se puede ver en teatros con un despliegue técnico y humano muy faraónico y llevarlo a un formato de salón es lo divertido y un punto clave de la magia del proyecto. También del desafío. No es un grupo tributo, engendro tan de moda en estos tiempos. Es un dúo que adapta una ópera rock, hacemos un disco (doble) y bajo otra fórmula muy opuesta al original. Eso reafirma. Amén.

G: Fue complicado por las escenas que actúan varios personajes. Por supuesto, no podemos parar cada vez y decir “habla Judas”, hay que distribuirlos de tal forma que se entienda. Eso da pie a paradojas como que, según el momento de la obra, yo soy Jesús, o por el contrario, es Antonio, pues, como ya sabes, está en todas partes. Por otro lado es un repertorio bastante largo, con mucha letra y musicalmente tiene sus cosillas complicadas. Entre que dura más de hora y media y que solo lo hacemos una vez al año tiene un punto locura, en ningún otro proyecto nos aprendemos tantos temas para tan pocos bolos.

Vuestra representación se ha convertido ya en un clásico de la Semana Santa. ¿Os imaginabais que iba a tener tal éxito cuando la creasteis?

A: La verdad es que no teníamos más pretensión que disfrutarlo y mostrar otra propuesta nueva, somos así. Pero agitó cierto avispero y la respuesta tanto en crítica como en público e invitados e invitadas varias a unirse al show resultó muy gratificante. Y aquí seguimos, a por el Sexto (como Camilo) Gira Crucis ya. Hossanna!!

G: Creo que más que éxito es persistencia nuestra, pues no es un proyecto de grandes números de momento. Trasladarlo fuera de Semana Santa a veces parece como que no tiene sentido y en esas fechas es fácil que todo el mundo esté de vacaciones. Empezó como algo modesto y a día de hoy sigue por esos derroteros.

Algunas de las versiones más apartadas de la historia oficial de la vida de Jesucristo, como por ejemplo La última tentanción de Cristo, de Scorsese, fueron objetos de duras críticas y agrias polémicas por parte de sectores reaccionarios. A pesar del éxito, ¿habéis recibido algún tipo de crítica al tratar desde una vertiente rock y desenfadada un tema tan controvertido?

A: La verdad es que no nos consta nada hostil. Anecdotario que va desde un sacerdote en primera fila que llega, observa y al acabar se va sin mediar palabra hasta un curioso que preguntaba el mensaje oculto (¿?) de llevar kipá hebrea, pasando por una señorita que llorando nos dio las gracias… Pero no nos han apedreado todavía, algo estaremos haciendo mal…

G: De hecho, hace dos ediciones, en Radio City vinieron a la prueba unas señoras cristianas y fans del musical. Su objetivo era comprobar a priori si hacíamos mofa de la religión o cualquier cosa. Les insistimos en que vinieran y ¡lo hicieron! Y les gustó. Comprobaron que en este show no hay más humor más allá de la música, y bastante blanco. Las óperas rock, que tuvieron su apogeo en los años setenta, no son muy habituales hoy en día. ¿A qué creéis que se debe? A: Por tema coyuntural y filosófico del momento, supongo. Pero el esquema de formato épico conceptual sigue ahí. Antes le llamaban ópera rock, ahora proliferan los musicales, en teatro, en dibujos animados, y mucho musical revival un tanto innecesario. El listón de la obra de Sir Andrew Lloyd Webber sigue alto y no sólo por el Superstar, también por Cats, Evita, El fantasma de la ópera…

El éxito de vuestra representación demuestra que de alguna forma sigue habiendo interés por el género, ¿lo veis del mismo modo?

A: Bueno, el interés es por las canciones y nuestra propuesta de tetería con sonido Galilea. Quien viene a ver al Dúo Caifás de algún modo viene a la antiópera rock en formato pero a una participación más íntima y a unirse al coro si es menester. El atractivo es precisamente que no es una ópera rock pero sí su alma.

G: Creo que está influido por que es solo una vez al año y porque la obra goza de bastante prestigio entre propios y extraños. No te sabría medir el pulso de la ópera rock pero ya hace décadas que parece no estar en su siglo; a mí personalmente me parece algo muy saludable auditivamente hablando.

Jesucristo Superstar no deja de ser una obra religiosa. Siempre ha resultado curiosa la relación entre religión y rock, por el contraste entre el conservadurismo de la religión católica frente a la libertad de esquemas del rock. ¿Cómo veis vosotros esa relación?

A: Tú lo has dicho, basta que la libertad y la rebeldía hablen el idioma del conservadurismo para saltarle por encima y proponer otros caminos. Para eso siempre mejor desde dentro, como el Caballo de Troya. Defenestrar a la religión, enfrentarse a ella, quemar los conventos antes que tomar los cuarteles, no es el camino, le das munición al enemigo. Si se quiere desafiar lo ortodoxo mejor desde dentro. El rock ha sido útil en eso. Paralelo al desafío y la provocación está la música y esa es la verdadera religión.

G: Puede parecer un tópico pero la esencia del mensaje de Jesús es mucho más parecido al movimiento hippie que a lo que ha degenerado después. Dado la época de publicación, en el 70, no me extraña ninguno de sus elementos. De algún modo es como decir que esa historia, que ese personaje, no pertenece solo a la iglesia.

Las referencias bíblicas o religiosas son un tópico presente en muchas letras a lo largo de la historia de la música popular. ¿Habéis abordado el tema de algún modo en vuestras respectivas proyectos individuales?

A: Da mucho juego, sobre todo el sangriento Antiguo Testamento. No somos religiosos pero sí hombres de fe, idealistas, soñadores, partisanos y estrategas de opereta. Cantamos a muchos colores y las referencias bíblicas pueden salir a jugar. Dwomo tenemos un álbum, Disco Dios en el que aludíamos al éxodo tras nuestro traslado a València, en otra canción mezclamos una caja de ritmos de plástico con un jefe indio recitando un fragmento de la Biblia, en Cherokee, y más guiños que hay por ahí, pero insisto, como recurso. No es una constante en nuestro viaje. El Dúo Caifás os invitamos a cantar y desafiar al opresor romano a golpe de canción. Bienvenidos al 6º Gira Crucis. Hossanna!!

G: Lo mas parecido sería la canción El hechizo laboral de San Vicente, pero realmente habla del día de fiesta, aunque indagar en la historia de este señor me trajo más de una sorpresa. De algún modo fue otro Jesús 300 y pico años después.

Foto: Josep Manel Benavent

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest