Imelda May, presumiendo de músculo

por | 28 junio 2015 | Reportajes

Imelda May se ha convertido por méritos propios en una de las figuras fundamentales del rock & roll en la última década; con una presencia escénica apabullante, una personalidad con la fuerza arrolladora de un huracán y una propuesta musical rebosante de ritmo y autenticidad, ha conseguido rendir a sus pies a todo aquel que ha osado pararse a escuchar las maravillosas canciones que trufan cada uno de sus discos. Desde los profanos del género a los más puretas, nadie puede resistirse a esta irlandesa que ha reverdecido, con brío y estilo, los mimbres de un género que lleva desde los 50’s sacudiendo corazones y pistas de baile.

IMELDA-MAY-VALENCIA-VIVEROS-JULIO

La cantante se mostró al mundo con la publicación de No Turning Back (2003), un álbum que supuso toda una declaración de intenciones; con un sonido de corte clásico fuertemente enraizado en los albores del rock y una estética de pin up perfecta, Imelda May traspasaba la frontera de lo puramente formal para reivindicarse como una intérprete sólida y con poso. Sus canciones no son solamente reinterpretaciones de los patrones añejos, sino que tienen alma y entidad, las guitarras suenan llenas de pasión, los arreglos de viento acentúan con elegancia las adictivas melodías y su voz vibra con la fuerza de la verdad en cada fraseo, cada susurro, cada nota. Es difícil no inmutarse ante el embrujo de temas como “Till I kissed you”, “Once more” o “Flame of Love”, piezas genuinas que recuperan el espíritu y la diversión de próceres como Gene Vincent, Eddie Cochran o Chuck Berry. Tenía el sonido, las canciones y la imagen; solo era cuestión de tiempo que alcanzara el reconocimiento masivo de una escena que ya tenía en el punto de mira a Kim Lenz, alucinaba con unos jovenzuelos llamados Kitty, Daisy & Lewis y rendía pleitesía al siempre añorado Nick Curran.

Lo inevitable llegó con la publicación del fantástico Love Tattoo (2008), un disco repleto de canciones enormes, donde los temas más enérgicos como “Johnny got a boom boom”, “Feel me” o la misma que le da título, se entrelazan con sentidos medios tiempos de gran calado y elegancia como “Meet you at the moon” o “Knock 123”. La voz de Imelda resuena con fuerza, acompañada con maestría por una banda perfectamente engrasada cuyo mejor momento lo encontramos en “Watcha gonna do”, gracias a esas trompetas de sonido fronterizo absolutamente arrebatadoras.

Con la publicación de Mayhem (2010), la intérprete deja claro que ha llegado para quedarse, que no va a ser flor de un día ni se va a plegar ante los vaivenes de las modas; lo suyo va en serio y lo subraya con un disco magistral, de puro rockabilly rompepistas que no deja un segundo para el respiro y que pone el listón de calidad todavía más elevado. Aquí se muestra como una cantante versátil coqueteando con el blues, el country o el jazz, siempre arropada por una estupenda banda a la que no le tiembla el pulso, ya sea dando pinceladas con guitarras caribeñas, pasos fúnebres o vientos de ascendencia cinematográfica. El más reciente Tribal (2014) no hace más que confirmar que nos encontramos ante una artista mayúscula, en plena efervescencia creativa y derrochando energía por los cuatro costados. En este LP suena más potente que nunca, presumiendo de músculo y fuerza en cada corte y apabullando al oyente con un sonido añejo pero rabiosamente actual.

Pero si algo ha destacado durante todo este tiempo en la trayectoria de Imelda May, son sus presentaciones en directo donde se muestra como un volcán en erupción que no deja títere con cabeza, esparciendo a raudales el encanto y talento que la han convertido en la frontwoman más carismática del panorama internacional; algo que podremos comprobar de primera mano el próximo 22 de julio en los Jardines de Viveros, en un concierto que promete diversión incontenible y muchos kilómetros de baile para nuestros pies. Los valencianos Cat Club serán los teloneros de lujo.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest