JD McPherson, el guardián del rock primigenio

por | 31 marzo 2016 | Cultura pop

La trayectoria de JD McPherson ha sido meteórica; desde que a principios de década editara su primer single, los mentideros del rock & roll no han dejado de reverenciar cada nueva composición del talentoso músico americano. 

jd-mcpherson-valencia-concierto

Su fórmula es sencilla aunque arrebatadamente adictiva, mezclar las formas clásicas del rock primigenio de Eddie Cochran y Chuck Berry con un sonido de esencia contemporánea. A finales del 2010, un añejo tema de textura analógica se esparció como la pólvora por las pistas de baile de medio mundo, haciendo de “North Side Gal” un auténtico fenómeno viral que consiguió que la prensa centrase su foco sobre un joven que aunaba a la perfección la fuerza de Bo Diddley y la elegancia de Buddy Holly, trasladando al oyente de vuelta a 1954.

Con Sings and Signifiers (Hi-Style Records, 2010), su primer larga duración, confirmó las sospechas de que nos encontrábamos ante un músico ciertamente importante que no sólo había sabido imitar los sonidos de ascendencia clásica, sino que se había empapado totalmente del espíritu y la efervescente vitalidad de las grabaciones auspiciadas en los albores del r&r. JD McPherson nos regalaba en este LP una fastuosa colección de temas llenos de vibrante emoción que hacía las delicias tanto de los aficionados más acérrimos como a los neófitos en el estilo.

Un lustro tardaría en lanzar su continuación, el excelente Let The Good Times Roll (Rounder Records, 2015), en el que ampliaba su espectro sonoro acercándose al soul de Sam Cooke, pero sin abandonar la energía y el nervio marca de la casa; dejando claro que la suya no es una propuesta meramente revivalista.

Fotos: Jo Chattman

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest