fbpx

Los 5 discos valencianos de junio

por | 11 junio 2019 | Cultura pop

 DISCOS-JUNIO-BEAT-2019

CABALLERO REYNALDO “CROMOS” HALL OF FAME

Ilusionista de la melodía ezquizoide, primo lejano de Zappa instalado en una maravillosa locura mediterránea, alquimista capaz de crear sonidos del futuro desde un viejo castillo medieval… Hay muchas formas de describir a Reynaldo, pero al final es su inmensa discografía quien mejor indica la grandeza de este geniecillo afincado en Utiel. Nuestro trovador vuelve con un nuevo artefacto sonoro. Como su título indica, este disco parece uno de esos álbumes que, en nuestra infancia, nos retaba a rellenar sus páginas con pegatinas repletas de ilusión e imaginación, algo de lo que va sobrado: “Sombreros”, “Mariposas” y “Viveros” irradian un exultante surf pop capaz de mirar tanto a los Beach Boys como a El Niño Gusano, mientras que el legado de XTC late con nerviosismo en cada aliento rítmico de “Rosas”, “Misterios” o “Viveros”. PEP GIMÉNEZ

MARCO POMPERO “L’ART ÉS SEXUAL” LA FERA CC

“L’Art És Sexual” navega des del folk del nord de Mèxic fins a la música rebétiko grega passant per l’electrònica. És un disc on es repassen aspectes bàsics de l’ésser humà des d’un llenguatge poètic i directe, al voltant de la idea de la plenitud vital com a sinònim de la dualitat de l’art i el sexe. Dualitat també idiomàtica, ja que està escrit en valencià (“Vull fer olor a sexe”) i en castellà (“Malditos”, “El circo”). La cirereta del pastís, ve en forma de participació de dos referents de l’escena musical i artística valenciana com ho són Hugo Mas i Andreu Valor. Envoltat de noms com el de Jordi Sanz, Andreu Vidal, Raúl Calatayud o Antonio Lozano; Marco, aconsegueix un acompanyament musical que juga amb el contrast que pot oferir la mescla de melodies mediterrànies, amb unes estructures rítmiques més pròximes als sons industrials d’Alcoi. IRENE HERRERAS

FUNKIWIS “BAILE DE BUITRES” MALDITO RECORDS

Durante años la música de Funkiwis ha ido mostrando una macedonia de sonidos que comprende desde un funk rock noventero, que no duda en mirarse en el espejo de los Red Hot Chili Peppers, hasta el abrasador hip-hop que Rage Against The Machine convirtieron en combativo, pasando por una fusión de distintas inquietudes urbanas. En su nuevo trabajo continuan con los dictados sonoros impuestos en discos como “Sírvase su copa aquí” ( 2012) o “Mundo roto” ( 2017); además de mantener una actitud crítica con la sociedad y rebelde contra las injusticias, sello personal. En el interior de esta rabiosa colección de canciones hay sitio para una urgencia melódica que parece estar sumergida en plena confusión vital (“Idiota útil”, “Gente de nunca”) aunque siempre acaba encontrando las fuerzas necesarias para contraatacar (“Vienen a por ti”, “Antihéroe”). PEP GIMÉNEZ

L’ÚLTIM EUROPEU “NAUS ESPACIALS I ALTRES OBJECTES PER IDENTIFICAR” AUTOEDITAT

El recorregut de l’aeronau del duet de Catadau comença a Polònia amb el tema que obre el disc, “Wroclaw”, i ens recorda que tant el territori amb capital en Varsòvia com la República Txeca han format part del procés creatiu. El grup que va nàixer en 2017 amb la iniciativa dels cosins Rafa Lacasa i Josep Simbor Lacasa, presenta ara onze cançons amb un repertori inspirat en la natura, els viatges i les experiències vitals dels autors. Ells prefereixen definir la seua música com “pop de manual, sorollós, melòdic i enganyós” tot i que pel que fa a les melodies vocals, podem trobar una clara influència a uns primers Planetas en temes com “Mil Paraules”. Barcelona per exemple, hi apareix a “On serem”, narrant-nos altra de les històries quotidianes que l’Últim Europeu converteix en cançons. IRENE HERRERAS

NOMEMBERS “NOMEMBERS” HIDDEN TRACK

La muerte es el protagonista de este debut. Pero no se trata de un álbum tétrico, en realidad la intención del grupo pasa por reflexionar sobre aspectos de un tema crucial en la naturaleza humana, mientras un fantasmagórico dream pop se cuela en cada canción. Un disco que parece haber sido gestado en el bosque más alejado del mundo, bajo toneladas de nieve: “Bosc ferit” se pierde por una penumbra en la que coexisten Cocteau Twins y Galaxie 500, mientras que “Llop” nos habla de la ferocidad humana entre susurros fugados de un Ep de Mazzy Star. En sus claroscuros podemos encontrarnos con las almas de Nick Cave y Slowdive bendiciendo temas que prefieren pasear por la orilla de shoegaze sin zambullirse en él (“Som riu”, “Preludi”), o buscan plácidamente convertirse en la más vaporosa de la nanas (“Cançó de nit”) .PEP GIMÉNEZ

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en primavera

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest