fbpx

Naima: a pasos agigantados

por | 16 enero 2017 | Cultura pop

Una década le ha llevado a Naima forjar su sonido. Tienen pasajes enérgicos, pero también los hay cadenciosos. Hacen composiciones impactantes con momentos oscuros y enigmáticos. Tienen una colección de inquietantes texturas musicales que dan lugar a las atmósferas electrizantes. Su alquimia electroacústica está llamada a destacar en la escena europea del jazz de vanguardia.

naima-valencia

Tal vez, Naima van en la línea creativa del prestigioso sello alemán ECM Records, etiqueta creada en 1969 por Manfred Eicher con un catálogo con nombres como Keith Jarrett, Chick Corea, Jack DeJohnette… donde publican “La música más bella después del silencio”, según afirma su lema.

Bye (Cuneiform Records, 2016) es su cuarto disco ─le precedieron A Trio Conspiracy (Clameshell, 2013), Buscas? (MilanaBonita, 2010) y Uno (Comboi, 2006)─, es su debut para el sello independiente de Washington. La banda instrumental ingresa en un veterano catálogo donde hay varios centenares de referencias que apuestan por la vanguardia creativa y la música progresiva.

El alma de Naima son Enrique Ruiz (piano y sintetizadores) y Luis Torregrosa (batería), son quienes pusieron en marcha el grupo ─se conocían desde la adolescencia gracias a sus afinidades por el rock alternativo, pero tardaron diez años en crear, tocar y grabar─, y se encargan de componer y arreglar los temas. En la década de trayectoria, por sus filas han pasado diferentes músicos hasta llegar a la formación actual en la que participa también el contrabajista Rafael Ramos Sania. Partiendo de composiciones de grupos a los que admiran como Elliott Smith, Pixies o Depeche Mode ─ ahí tenemos que buscar el germen de toda su música ─, llegan a sus propias composiciones y arreglos.

Si buscamos en la escena internacional trabajos similares al de Naima, la primera referencia que se nos aparece es The Bad Plus, sin llegar a la torrencial fuente sonora del trío de estadounidense. Las coordenadas estéticas de referencia serían más bien los discos de los suecos Esbjörn Svensson Trio (E.S.T) ─un proyecto innovador impulsado por el malogrado pianista que falleció con solo 44 años─, el compositor y pianista estadounidense Brad Mehldau Trio,…

El nuevo álbum lo ha producido Tony Platt (que ha colaborado con grupos como The Bad Plus), con el ingeniero de sonido Ray Staff (Led Zeppelin, The Clash o Muse son algunos de los grupos con los que ha trabajado). El sonido dramático de algunas piezas contrasta con destellos de luz de otras, pero en todo caso las nueve piezas del disco forman una tela musical fascinante. Más que triste adiós, con este Bye nos avisan de su enigmática llegada y su magnetismo irresistible.

Foto: Juanjo Herrero

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest