Vicente Amigo, a la libertad por el flamenco

por | 12 febrero 2018 | Cultura pop

Vicente Amigo es uno de los grandes guitarristas en la actualidad. Su octavo disco supone el regreso a las raíces del flamenco después de explorar otros registros, “Memoria de los sentidos” (Sony, 2017) es un trabajo muy flamenco en el que consigue que su instrumento muestre un sentimiento que está solo a la altura de los grandes maestros. 

va-hires14_Vicente-Amigo_Promo-16_0417

Ha reunido a un elenco de magníficos cantaores donde están Miguel Poveda (‘Tientos del candil’), El Pele (‘La fragua’), Pepe de Pura (‘Plaza de las Sirenas’), Pedro el Granaíno (‘Las cuatro lunas’) y Potito (‘Amoralíְ’). Además, Amigo al cante suma la textura del baile y el zapateado de Farruquito.  Su nuevo disco es un trabajo con profundas raíces jondas, pero también con fuertes ramas en las que despliega su destreza con las seis cuerdas, y produce en la escucha un pellizco constante que no abandona el desarrollo de los temas en ningún momento en un alarde de vitalidad, creación y pasión por lo que hace. El disco se cierra con un emotivo número coral donde están Niña Pastori, Arcángel, Rafel de Utrera, Poveda y el Granaíno, un “Requiem” dedicado al maestro Paco de Lucía: “será el flamenco quien con más fuerza te eche de menos y a ti te llore”. Vicente afirma que toca la guitarra porque quedó deslumbrado al escucharlo con apenas unos pocos años, con el tiempo se hicieron grandes amigos. Junto a Cañizares y Tomatito, otros dos de los grandes guitarristas flamencos, portó el féretro con los restos mortales del maestro en la multitudinaria despedida al genial guitarrista de Algeciras.

“La música es mi vida” sentencia Vicente Amigo (Guadalcanal, 1967), sevillano de nacimiento pero creció en Córdoba donde desde muy pequeño. En la ciudad andaluza comienza a tocar la guitarra de la mano grandes maestros. El gran paso será el aprendizaje junto a Manolo Sanlúcar (con Paco de Lucía las cumbres de la guitarra flamenca moderna), y su participación en el monumental disco “Tauromagia” (1988) una obra considerada por los especialistas a la altura de “La Leyenda del Tiempo” (1979) de Camarón y “Omega” (1996) de Morente y Lagartija Nick; también en 1988 fue el año del lanzamiento de Vicente como solista, consiguiendo el premio del Festival Internacional de Cante de las Minas (La Unión, Murcia).

Su debut discográfico fue con “De mi corazón al aire” (1991) donde marcó las coordenadas de su forma de entender el flamenco, con referencias a Paco de Lucía, Enrique Morente, Manolo Sanlúcar, Juan Habichuela, Los Morao,… y su forma de componer; que siguió “Vivencias imaginadas” (1995) y “Poeta” (1997) que dedicó a Rafael Alberti. En “Ciudad de las ideas” (2000) invitó a Khaled (“Ojos de La Alhambra”). Le siguieron “Un momento en el sonido” (2005) donde hay tangos, boleros, soleás y bulerías en temas de esencia flamenca y de larga duración; y “Paseo de Gracia” (2009) donde tuvo un acercamiento al pop y al que llamó a Morente y Alejandro Sanz.

Su mirada amplia ha propiciado encuentros con otros músicos flamenco como Camarón, Carmen Linares, José Mercé, a quien le produjo el exitoso disco “Del Amanecer” (1998), Rosario, Sting,… Hace cinco años editó “Tierra” (2013) el álbum más novedoso y global de su discografía producido por Guy Fletcher y grabado en Londres. Con su nuevo trabajo Vicente Amigo regresa a su mejor flamenco, sin perder de vista que es un arte que se nutre constantemente de otras miradas, sones y código rítmicos.

Suscríbete al boletín mensual

El podcast de Beat València

Así suena València en invierno

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest