Y Maderita publicó “Vivir para creer” DISCOS VALENCIANOS DEL SIGLO XXI

Share Button

Recuperamos la reseña de Vivir para creer, disco publicado por Maderita, con el sello El Volcán, el 17 de noviembre de 2009, y que abordamos en nuestro número impreso #29 que salió a la calle hace ahora diez años, en marzo de 2010. Tras algo más de una década desde su edición, el disco debut del grupo formado por Julio Bustamante, Jorge Pérez “Tórtel”, Xema Fuertes y Caio Bellveser podría ser considerado, con toda justicia, como uno de los trabajos fundamentales de la música popular valenciana de lo que llevamos de siglo. 

maderita-beat

Una auténtica delicia. Eso es lo que pasa cuando se juntan uno de los tótems absolutos de la música valenciana, como Julio Bustamante, y los miembros de Ciudadano, uno de los combos más interesantes de la escena local. Y es que este encuentro generacional ha parido un disco de folk impresionante. Trece perlas que respiran de la brisa mediterránea, de paseos por la playa en apacibles tardes de otoño y de las escenas de pescadores de algún cuadro de Sorolla. Y tienen un efecto mágico, como si los Fleet Foxes hubieran abandonado la frialdad de Seattle para arrimarse a l’Albufera.

Es un álbum trabajado con el cuidado y cariño de un orfebre que sabe que lo que tiene entre manos es una obra irrepetible. Las canciones se suceden con apacible naturalidad, las guitarras crean atmósferas de belleza campestre, entre magistrales requiebros acústicos y melodías de un inusitado calado espiritual; las voces empastan a la perfección creando armonías emocionantes, para unas letras sencillas pero que apuntan al centro de los recuerdos y las sensaciones, aludiendo a la naturaleza, el costumbrismo y, cómo no, al amor.

Las delicadas “Talismán” o “Paraísos de ilusión”, las luminosas “Trabajo de verano” y “La suerte”, o las bellísimas “Atención encandilada (con versos de poeta valenciano Carlos Marzal) o “Canción en la fuente” se unen a las fantásticas versiones de “It ain’t me, babe” de Bob Dylan (aquí titulada “No te equivoques”) y el “Cims i abismes” de Pep Laguarda y Tapinera, (sacada del Brossa d’ahir, otro disco imprescindible para todo aquel aficionado al folk o a la música en general), para conformar un disco que acaba por ofrecer un servicio casi sanatorio, como si después de un par de escuchas tuvieras el alma un poco más limpia.

Escuchar disco completo.

Trackbacks y pingbacks abiertos.